¿Qué debo saber para controlar el pH de mi piscina?


Rosa Arman

Rosa Armán

Responsable de jardín en Carrefour.es

www.carrefour.es

Rosa forma parte del equipo de expertos que cada día

nos ofrecen los mejores consejos en Carrefour.es



ph piscina

El control del pH de la piscina es básico para que el agua esté en buen estado, y evitar así alteraciones en la piel.


Cómo se mide el pH de la piscina

El ph es el coeficiente que mide el grado de acidez del agua. Tiene que estar siempre entre 7,2 y 7,6 para asegurar el buen estado del agua. Existen dos tipos de medidores para controlar el pH: los medidores manuales y los electrónicos. En el medidor manual se utilizan unos reactivos químicos que cuando se echan en una muestra de agua provocan un cambio de color. Según el color que adquiera el agua, comparado con una escala de colores que incluye el medidor, se sabe el nivel de pH.

A tener en cuenta: el medidor electrónico es más preciso que el manual. Solo es necesario sumergirlo en el agua para que aparezca el valor exacto del pH en una pantalla. Además de su mayor precisión y facilidad de manejo, este medidor no es desechable. También es posible que estos dispositivos corrijan automáticamente el pH del agua.

Si el pH está desajustado se producen irritaciones en la piel y los ojos, corrosión en los elementos metálicos de la piscina y bloqueo de los filtros.


Cómo se ajusta el pH de la piscina

ph piscina

Cuando el pH de la piscina está alto significa que el agua es alcalina, es decir, que tiene un exceso de cal. Hay riesgo de aparición de virus y bacterias, los filtros pueden obstruirse y el agua ponerse turbia. Este problema se resuelve utilizando un producto reductor del pH como el ácido clorhídrico que rebaje el pH al nivel adecuado. Por el contrario, si el pH está por debajo del nivel adecuado, 7,2, el agua está ácida, es decir, corrosiva tanto para la piel y ojos de los bañistas como para los elementos metálicos de la piscina. Para subir el pH podemos utilizar un incrementador de pH o carbonato sódico que es una sal blanca pero diferente de la sosa cáustica.   

A tener en cuenta: se pueden usar productos reguladores del pH en formato líquido, granulado o en pastillas. La proporción que se debe utilizar siempre está en relación con el volumen de la piscina. Es conveniente añadir los productos en pequeñas cantidades y medir después el nivel de pH para ir reajustándolo.

El control del pH tiene que ser constante ya que tiene tendencia a aumentar, es decir, volver alcalina el agua y producir irritaciones.


Por qué es importante regular el pH de la piscina

El pH de la piscina tiene que ser neutro para que los productos químicos que se utilizan para mantener la calidad del agua sean efectivos. Esto significa que, si el pH no está en el rango adecuado, 7,2 a 7,6, el cloro, el floculante y los alguicidas no podrán actuar correctamente y el agua de la piscina no estará en condiciones higiénicas adecuadas.

A tener en cuenta: el color del agua de la piscina nos ayuda a identificar el problema que tiene. Si es de color verde significa que tiene algas y hay que ajustar el pH y el cloro. El color blanquecino refleja un desajuste del pH mientras que si el agua está turbia hay que añadir floculante.

Después de una tormenta hay que regular el pH de la piscina porque el agua de la lluvia tiene un pH alto y provoca un aumento de este valor en la piscina.


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

- Cómo sobrevivir un verano en la ciudad con piscinas y spas hinchables

- Cinco estilos de terraza o balcón en los que inspirarte

- Spas hinchables, una alternativa útil para tu jardín - CONSEJO DEL EXPERTO



Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba