‘Watch Dogs 2’: La tecnología es tu arma


“Guillermo

Guillermo Baños

Desarrollador de videojuegos

Guillermo forma parte del equipo de expertos que cada día

nos ofrecen los mejores consejos en Carrefour.es


“watch

La segunda entrega del videojuego de acción-aventura desarrollado por Ubisoft también tiene como argumento el impacto de la tecnología en la sociedad actual. La acción del grupo de ‘hackers’  que intentan evitar su uso criminal se traslada esta vez de Chicago a San Francisco.


De lo oscuro y serio… a lo despreocupado y divertido


La diversión, una de las mayores diferencias de Watch Dogs 2’ respecto a la primera entrega también es uno de sus mayores aciertos. Aunque la trama que propone es casi una distopía de un futuro que podría ocurrir, se resuelve de manera elegante, amigable y sobre todo divertida.

Es fácil conectar con los personajes, comandados por Marcus Holloway, uno de los ‘hacktivistas’ del grupo Dedsec, mientras resolvemos algunas situaciones de manera contundente, pero a la vez cómica.


A tener en cuenta: La mejora respecto al primer título es notable con la inclusión de nuevos modos ‘online’, como Competitivo contra otros jugadores o Misiones cooperativas.


El cambio de aires también se ve en el arte presente en el videojuego, tanto en vestimentas como en pinturas para ‘tunear’ nuestros vehículos, armas y demás coleccionables, dándole un tono rebelde y gamberro muy bien logrado.


Una mecánica de juego con muchas posibilidades


“watch

Nuestra más valiosa arma es también el punto fuerte y diferenciador de la saga ‘Watch Dogs’ y de este juego, el ‘hackeo’ de cualquier sistema electrónico. En este aspecto nos presentan numerosas posibilidades. Podremos desde acceder al móvil de alguien cercano a nosotros para ver su perfil e interactuar con él, cambiar los semáforos de la ciudad para retrasar a nuestros perseguidores, hasta manejar vehículos o nuestros drones por control remoto.


A tener en cuenta:Todas estas posibilidades, unido al amplio árbol de habilidades con el cual mejorar cada uno de los aspectos del personaje, hace que la experiencia sea altamente divertida y ágil, pudiendo abordar cada misión de manera única y diferente. Para ello hay que prestar atención a todo lo que nos rodea antes de dar cualquier paso en falso, ya que en este juego prima el sigilo e infiltración frente a la acción directa, aunque también tenemos a nuestro alcance un buen puñado de armas y habilidades por si somos más de disparar y preguntar después. Para ello, lo mejor es tener la cuenta corriente al máximo.


Cada misión es un reto que puede ser planteado de diversas formas, desde ‘hackear’ los sistemas electrónicos a nuestra disposición, usándolos como distracción o trampa mortal, a afrontarlo de una manera más directa.


Un ‘sandbox’ diferente y que sabe diferenciarse


Como videojuego de mundo abierto, también tenemos que hablar de la ciudad de San Francisco, la cual ha sustituido en esta entrega a Chicago. Ubisoft nos la presenta como una ciudad alegre, desenfadada y llena de cosas que hacer e, incluso, veremos en ella referencias o parodias de importantes empresas de la industria del videojuego.


A tener en cuenta: En esta ciudad también hay espacio para elementos ya presentes en juegos de este estilo, como carreras de todo tipo, persecuciones, puntos de interés como tiendas de ropa, bares, etc… u objetos ocultos para potenciar a nuestro personaje. El mapa en su conjunto es amplio y luce bastante bien técnicamente.


La principal diferencia respecto a otros juegos del género es que uno tiene la sensación de control sobre la ciudad gracias a nuestra herramienta de ‘hackeo’, haciéndonos creer que la ciudad es nuestra en todo momento y que está a nuestra entera disposición.



Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

- PlayStation 4Pro: gráficos 4K para jugar

- Battlefield 1: El regreso a la Gran Guerra

- Mafia III: La ciudad es nuestra



Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba