Pedidosrealizados
Listassupermercado

5 trucos para sacar partido a tu cepillo de dientes eléctrico

Los cepillos de dientes eléctricos suponen un claro avance en lo que respecta a la higiene normal, pero no basta con tenerlo en su soporte dentro del cuarto de baño. Hay que usarlo, y hay que usarlo bien. Aquí te proponemos cinco sencillos trucos para mantener tu boca fresca y sana utilizando tu cepillo de dientes eléctrico.

escalera

1. Lávate los dientes a diario

Aunque los cepillos eléctricos limpian mejor la dentadura y las encías que los tradicionales, su frecuencia de uso debe ser la misma: tres veces al día, es decir, una después de cada comida. Si por motivos de trabajo no puedes cepillarte los dientes después de comer o de cenar, no pasa nada, con dos veces diarias es suficiente para mantener la boca sana.

2. Adapta el cepillado a tu tipo de dentadura

Como no todas las bocas son iguales, hay multitud de variedades de cepillos en el mercado. Si tienes problemas dentales o de encías, sería aconsejable que consultaras con tu dentista o tu higienista dental para que te asesore sobre el mejor cepillo para ti. Si tu boca y encías están sanos, puedes elegirlo tú mismo, pero ten en cuenta que debe tener un tamaño adecuado, que no te resulte incómodo cuando lo introduzcas en tu boca. También debe tener las cerdas blandas y con la punta ligeramente redondeada, para que no dañe tu esmalte ni tus encías.

3. Cepíllate con energía, pero sin pasarte

escalera

Recuerda que te estás lavando los dientes con un cepillo eléctrico, así que no es necesario que hagas la misma fuerza que si lo estuvieras haciendo con uno manual. Sin presionar demasiado con el cepillo, haz movimientos cortos y suaves tanto por la cara externa de los dientes como por la interna. El principal foco de infecciones bacterianas y de enfermedades bucodentales está en los espacios entre diente y encía, así que repasa cuidadosamente esas zonas con tu cepillo. La mejor forma de hacerlo es mediante barridos verticales, empezando siempre por la encía y terminando en el diente. De arriba abajo en la parte superior y de abajo arriba en la inferior. Además, los dentistas recomiendan que, para conseguir un resultado óptimo, las cerdas del cepillo eléctrico deben estar en un ángulo de 45 grados respecto a la superficie del diente.

4. Cambia con frecuencia el cabezal

escalera

Hay que cambiar el cabezal por uno nuevo cada tres meses. Las cerdas en mal estado de un cepillo eléctrico pueden erosionar nuestros dientes y dañar nuestras encías. Es muy importante que cambiemos también el cabezal si hemos estado enfermos, aunque esté prácticamente nuevo.

5. Combina la acción del cepillo con otros elementos

La higiene dental es un proceso que requiere constancia y cierto esfuerzo. Aunque es cierto que un buen cepillo eléctrico, usado de forma adecuada y con frecuencia, puede garantizarnos una boca sana por sí mismo, lo ideal que combinemos su uso con el de otros elementos de higiene bucodental. Por ejemplo, un enjuague bucal, que elimina bacterias y proporciona un aliento fresco, o el hilo dental, que nos ayuda a deshacernos de posibles restos de comida entre los dientes. Y, por supuesto, una buena pasta dentífrica fluorada.


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

CONDICIONES DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Condiciones Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba