???header.iralcontenido???

Bodegas Descendientes J.Palacios

En el Bierzo, una fecunda historia espiritual se une a la singularidad del contexto físico. Esta especial conjunción atrajo poderosamente a Ricardo Pérez y Alvaro Palacios, que en 1999 llegan a la zona montañosa de Corullón movidos por la ilusión de ensalzar su potencial vitivinícola.

Álvaro Palacios es hijo de bodegueros riojanos, procede de dos grandes sagas familiares: los Palacios Remondo y los Muro. Con apenas 24 años llegó al Priorat con el propósito de elaborar grandes vinos clásicos. Más de 20 años después se ha convertido en uno de los elaboradores más reputados de España. Ricardo Pérez Palacios, sobrino de Álvaro, tiene una larga experiencia en Francia, Chile y Estados Unidos. Ha vivido el vino desde que nació y ha visitado una ingente cantidad de grandes productores de Francia junto a su tio.

Ambos comparten hoy un proyecto, una bodega antigua construida en piedra y restaurada en Villafranca del Bierzo, pero para entender sus vinos hay que empezar por conocer el Bierzo y las viñas centenarias de donde proceden.

Su cultivo sigue la disciplina de la biodinámica, que aúna lo orgánico y lo inmaterial en una búsqueda permanente de la definición y la pureza. Es un proceso en el que se conjugan el suelo y la planta, el trabajo de los hombres y el esfuerzo de los animales. Y, por supuesto, las peculiaridades de un clima continental con claras influencias oceánicas, como una pluviometría superior a los 800 mm anuales.

Todo ello se refleja en la frescura y la fragancia, la jugosidad y la viveza de los vinos, espejo de la profunda personalidad vitícola de las colinas del Bierzo.

Cargando productos...

Ir a arriba