Claves para viajar con bebés

Tener un bebé no ha de impedirnos disfrutar de los viajes. Solo hay que plantearse las salidas de otra manera: con menos prisas y llevando preparado lo necesario para la comodidad del pequeño y los cuidados que requiere.

viajar con bebé

Lista de imprencindibles

El equipaje de los viajes cambia cuando llevamos un bebé. Él es ahora el auténtico protagonista. Es importante llevar la comida del pequeño: si no está con lactancia materna, prepararemos termos, biberones, tarritos o bolsas isotérmicas. También hay que echar bastante ropa de recambio y pañales, porque el bebé se ensucia con facilidad. Una norma esencial es protegerlos muy bien del sol.

Nunca nos podemos olvidar de llevar juguetes u objetos que tranquilicen al niño, algo especialmente importante en los viajes largos.

Viajar con niños, aunque algunos son unos benditos, suele requerir paciencia porque pueden pasarlo mal en los transportes. Eso sí, hay que tener en cuenta que cuanto más pequeños son más tiempo pasarán durmiendo.

¿A partir de qué edad puede viajar un bebé en avión?

No hay ninguna norma o legislación que impida que los bebés viajen en avión, pero la mayoría de las compañías suelen exigir que tengan, al menos, 48 horas de vida. Sin embargo, lo aconsejable es que hayan cumplido una semana. Tampoco se requiere ningún cuidado especial más allá de cubrir sus necesidades básicas de alimentación y sueño o tranquilizar al pequeño si está asustado.

Los bebés más pequeños suelen viajar en el regazo de la madre con un cinturón de seguridad especial, aunque hay compañías que facilitan sillas adaptadas.

viajar con bebé

Hay asientos específicos para los adultos que viajan con bebés de hasta dos años y si quieres que vaya en su propio asiento, lo normal es que lleves contigo su silla del coche homologada o incluso un elevador, dependiendo de la edad. Hay que consultar siempre con la compañía

El mayor problema suele ser la sensación de molestia con los cambios de presión. Puede solucionarse dándole el pecho o el biberón al bebé para que degluta, o incluso succionando el chupete tanto en el despegue como en el aterrizaje. Los niños más mayores sí pueden tomar algún medicamento para el mareo, pero siempre previa consulta al farmacéutico o pediatra.

¿Qué errores hay que evitar?

Viajar con un bebé requiere cambiar el chip y armarse de paciencia, porque ellos llevan su ritmo y tenemos que aprender a disfrutar de las salidas de manera diferente a cuando viajábamos solos. Ahora hay que elegir el destino pensando en él. Empezaremos por escapadas más cortas y destinos más cercanos a nuestro domicilio, para poco a poco optar por viajes a zonas más alejadas. Dejaremos los destinos exóticos para más adelante, por los riesgos que pueden conllevar.

Tampoco se nos puede olvidar llevar un botiquín infantil básico, con medicamentos específicos, tiritas, gasas, suero fisiológico, un termómetro digital, un stick antigolpes. Otro error que no podemos cometer es prescindir de identificación. Para evitar problemas siempre llevaremos el DNI o el Libro de Familia.

Podemos llevar una silla de paseo que sea ligera y se pliegue con facilidad, pero también es recomendable llevar una mochila portabebés con la que nos moveremos con más facilidad, dejando nuestras manos libres. Además, el bebé se sentirá cómodo y protegido, y podrá explorar todo lo que le rodea.

Un gran error es pensar que los niños se van a comportar bien. Los niños son niños, especialmente los bebés, y se cansan, tienen hambre, sueño, se aburren y les molestan los ruidos. Es normal que lloren, suele ser su forma de manifestar que les falta algo o están incómodos.


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

CONDICIONES DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Condiciones Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba