Cómo elegir bicicleta eléctrica

La bicicleta eléctrica es una gran alternativa ecológica al coche y a la moto en los desplazamientos urbanos. Gracias a la ayuda de un motor no requiere gran esfuerzo físico y además no contamina.

bici eléctrica

¿Qué es una bicicleta eléctrica?

Hay tres componentes fundamentales en una bicicleta eléctrica : el motor que mueve la rueda trasera, una batería que almacena la energía, y un mando en el manillar que permite regular la potencia del motor a través de varios niveles. De esta forma, podemos adaptar la ayuda eléctrica que recibimos a las características de la vía o de la circulación.

Una bicicleta eléctrica tiene que cumplir unos requisitos legales para ser considerada como tal. Los más importantes son que la potencia máxima del motor no puede ser superior a 250 W (pasaría a considerarse ciclomotor eléctrico), lo más habitual es encontrarlos de 36 V. Por supuesto, debe llevar pedales.

Salvo en algunos modelos, el uso del motor no significa que puedas dejar de pedalear, sino que su ayuda multiplica la fuerza de esa pedalada de tal forma que para avanzar apenas tengas que mover los pies. En cualquier caso, son una gran ayuda para afrontar cuestas y otros obstáculos.

Tipos de bicicletas eléctricas

bici eléctrica

En función de sus características podemos distinguir dos tipos de bicis eléctricas:

Otra de las ventajas de las actuales bicicletas eléctricas es su ligereza. Su peso oscila entre los 12 y 15 kilos, por lo que pueden ser transportadas con facilidad; incluso hay modelos de bicicletas plegables que ocupan muy poco espacio y que se pueden guardar con facilidad tanto en casa como en la oficina.

Si vas a comprar la bici para ir al trabajo o desplazarte por la ciudad la mejor opción es la BPA, pero si lo que quieres es andar por caminos y carreteras entonces es mejor la Speed ebike.

Existe la opción de 'electrificar' una bicicleta convencional. Para ello es necesario hacerse con un kit de elementos que habrá que incorporar: motor, batería y panel de control en manillar para encender y apagar el motor, controlar velocidades y seleccionar el nivel de asistencia al pedaleo.

Autonomía y transporte

Uno de los aspectos que suscitan más dudas a los potenciales compradores de una bici motorizada es la necesidad de recargar la batería. Bien, pues en ese caso no hay ningún problema, puesto que con un par de cargas semanales podrás recorrer una media aproximada de quince kilómetros diarios a un ritmo medio. En general, podemos circular más de una hora seguida con el motor encendido a pleno rendimiento, por lo que la bicicleta posee una autonomía suficiente para realizar desplazamientos urbanos sin detenerse a repostar.

las bicicletas eléctricas inteligentes vienen provistas de baterías de litio, no necesitan engranajes de transmisión, son muy livianas y portables, ya que se pueden plegar con facilidad. El modelo Airwheel E3 se pliega hasta quedar del tamaño de una mochila.

Las baterías de litio son recargables mediante un enchufe a la red eléctrica. Algunas llevan integrado un puerto USB, lo que permite que la batería también se emplee como una fuente de energía para cargar otros dispositivos eléctricos.


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba