Cómo elegir coches y sillas de paseo

Al comprar un cochecito o una silla de paseo para tu bebé debes tener en cuenta distintos criterios para ajustar el modelo elegido a tus necesidades y a su confort. Te contamos cómo elegir.

1. ¿Cuál es la diferencia entre un coche y una silla de paseo?

En general, el coche de bebé se utiliza desde que el niño nace hasta que comienza a andar. A partir de ese momento, puedes cambiarlo por la silla de paseo hasta que cumpla los dos o tres años.

2. ¿Cuáles son los elementos más importantes de un cochecito?

Desde que tu hijo/a nace y hasta que tiene la talla adecuada para ir en silla, los carritos de bebé pueden tener tres tipos de habitáculos que se adaptan a la evolución física del bebé. En primer lugar, el capazo o cuco en el que el niño va tumbado. También el portabebés, en el que va ligeramente incorporado. Y finalmente, la silla, en la que va sentado.

Los carritos de bebé pueden tener hasta tres piezas: capazo, portabebé y silla. Un cochecito con estos tres elementos te puede servir desde que el bebé nace hasta que pesa aproximadamente 10 kilos.

A la hora de comprar el cochecito te encontrarás con tantos modelos y variantes que pueden hacerte dudar. Existen modelos de tres piezas, de dos, con ruedas grandes o pequeñas, con el manillar abierto o cerrado, hechos de distintos materiales o con diferentes sistemas de frenos. De manera que solo teniendo en cuenta una serie de criterios podremos dar con el modelo que se adapte mejor a nuestras posibilidades.

3. Criterios para elegir el cochecito de bebé ideal

El confort del bebé

Es recomendable llevar a tu bebé tumbado en el capazo durante sus primeros meses de vida. Aunque se trata de algo muy personal, hay padres que prefieren llevarlos ligeramente incorporados en el portabebé. Esta opción es muy práctica si también utilizas el portabebé como silla para el coche. No existe ningún problema con esta opción, tu hijo/a, por pequeño que sea, puede ir en un portabebés con todas las garantías de seguridad y ergonomía. Eso sí, es recomendable no mantener a los niños en esa posición más de dos horas seguidas.

elegir cochecito bebé

Tu estilo de vida

La altura de los padres, el tipo de terreno por el que vayas a desplazar el carrito o el tamaño de tu casa, son cuestiones que debes tener en cuenta a la hora de elegir. Por ejemplo, todos los manillares suelen ser regulables en altura pero los hay abiertos y cerrados, que pueden facilitar la comodidad de su uso dado que pueden dirigirse con una sola mano. También existen modelos en los que el niño va más o menos alto y esta elección es vuestra, no hay reglas ni recomendaciones. Tan solo probar y ver cómo os encontráis más cómodos y cómo preferís moveros con vuestro bebé.

Dependiendo de la superficie por la que vayamos a pasear será conveniente elegir ruedas pequeñas y giratorias, que son apropiadas para circular por superficies lisas y regulares como en el caso de las ciudades. O ruedas más grandes, que permiten subir aceras con mayor agilidad, así como rodar en terrenos irregulares. También hay modelos con ruedas muy grandes, provistas de amortiguación para ir de paseo a la playa y al campo, o incluso para transitar por caminos de montaña.

¿Vas a andar con el carrito por la ciudad o por el campo? ¿Tu casa y tu maletero es amplio? ¿Qué altura quieres que tenga el carrito? Estas son las preguntas fundamentales que debes hacerte antes de elegir.

Si tu lugar de residencia no es amplio, puedes optar por un modelo compacto. En cambio, si vives en el campo o en una casa más grande cercana a parques, te interesará más elegir un modelo de los conocidos como “todoterreno”. También es conveniente que tengas en cuenta el espacio del que dispones en el coche o en el ascensor de casa ya que, por ejemplo, la canastilla puede no entrar junto con la silla del coche en el caso de que ya tengas otros hijos o estés pensando en aumentar la familia.

La vida útil del producto

Haz números y busca un modelo duradero que crezca con el niño. El desembolso inicial de, por ejemplo, un trío que contenga capazo, portabebés y silla te convenga más a largo plazo. Si es tu primer bebé, es recomendable un cochecito de paseo de tres piezas, que pueda usarse desde los primeros días y que durará más tiempo. Además si eliges un modelo con el cuco homologado para el coche, podrás usarlo hasta que el niño pese 10 kilos.

Con independencia del modelo que elijas, debes saber que desde el primer trayecto en automóvil (que generalmente se da desde el hospital hasta el domicilio) el niño debe llevarse en un portabebés homologado. Así que, te recomendamos que no aplaces mucho la compra por si tu hijo/a llega antes de lo previsto. Esta homologación depende de que sea rígido, tenga los enganches para poder sujetarse en los cinturones de los asientos, posea un cinturón tipo faja para que el bebé vaya seguro en movimiento y lo más importante, que en la parte inferior del modelo aparezca una etiqueta naranja que especifique que el producto está homologado.

4. ¿Cuándo debo empezar a usar una silla de paseo?

El momento adecuado para empezar a utilizar la silla de paseo varía de un niño a otro. Algunos padres comienzan a usarla cuando el bebé ya puede sostenerse sentado sin ayuda, aunque lo más habitual es que se comience a usar cuando el pequeño ya camina pero todavía necesita detenerse y descansar.

elegir cochecito bebé

5. ¿Qué tipos de sillas existen?

Las sillas de paseo o secundarias no cuentan con los mismos accesorios que los cochecitos ni están hechas de materiales tan robustos. Generalmente, están fabricadas con tubos de aluminio o acero, lo que hace que sean muy ligeras. También los complementos que poseen se reducen en tamaño. Básicamente existen dos tipos de sillitas en función de su plegado y ahí es dónde puedes buscar las pistas para tomar una buena decisión.

La silla de paseo se empieza a utilizar cuando el niño ya puede mantenerse sentado sin ayuda o cuando el niño comienza a andar.

Por un lado, están las llamadas sillas “tipo libro”, que son muy ligeras y manejables, con respaldo reclinable e ideales para la ciudad y para desplazarse en los viajes. Por otro lado están las “tipo paraguas”, que son más ligeras todavía y ocupan el mínimo espacio. Pero tienen el inconveniente de que las más básicas no pueden reclinarse, de manera que para que el niño pueda tumbarse habrá que acudir a un modelo superior.

6. ¿En qué debes fijarte para elegir una silla de paseo?

Al igual que en el caso del carrito de bebé, hay criterios como el confort de tu hijo/a que debes situar por delante de otras consideraciones. Por ejemplo, hay familias que desean que sus pequeños puedan quedarse dormidos mientras pasean. Si esa es tu opinión sería adecuado que optases por una silla reclinable.

Si crees que apenas la usarás o que solo te interesa para momentos ocasionales, puedes decantarte por un modelo más sencillo. También debes saber que alguna sillas secundarias del grupo 0+ (las recomendadas de 0 a 13 kilos) son válidas para usar en el coche. Así que antes de decidirte por una, anticipa el uso que quieres darle y compara qué inversión te vendrá mejor en unos meses.


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

CONDICIONES DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Condiciones Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba