Pedidosrealizados
Listassupermercado

Cómo elegir el objetivo fotográfico que necesito

Dentro del mundo de las cámaras fotográficas, los objetivos pueden ser fijos o intercambiables. Si es fijo, poco podemos hacer más allá de haber hecho la elección óptima en el momento de la compra. Si es intercambiable, las opciones son mucho más variadas.

objetivos cámara

Qué caracteriza a un objetivo

Básicamente, lo que tenemos que mirar en un objetivo es su distancia focal y la apertura o luminosidad. También es importante el tamaño, peso, robustez, y la estabilización. Los dos primeros parámetros influyen de manera decisiva en el tipo de fotos que podemos hacer con ellos. Los demás influyen en la comodidad con la que hagamos esas fotos.

La distancia focal da una idea del ángulo de visión que podemos capturar en una foto. A menor distancia focal, más campo de visión y viceversa. Por ejemplo, un objetivo con una distancia focal de 16 mm pertenece a la categoría de ‘gran angular’, mientras que un objetivo de 300 mm es un teleobjetivo. Si la distancia focal es variable, tenemos los objetivos de tipo zoom. Si es fija, tenemos los objetivos de angular fija o ‘prime’.

Las distancias focales de uso más extendido son las de 50 mm debido a su similitud con el campo de visión del ojo humano. También es habitual encontrarnos con focales de 24mm – 28 mm gracias a su versatilidad. Son las que usan la mayoría de los ‘smartphones’ del mercado, por ejemplo, aunque algunos teléfonos incluyen mejores cámaras que otros.

"A tener en cuenta: La apertura o luminosidad se refiere a cuánta luz puede dejar pasar un objetivo a su través. Cuanta más luz deje pasar, mejor calidad tendrá el objetivo. En general, cuanto mejor sea un objetivo en términos de luminosidad, más grande y pesado será. Las ópticas están hechas de vidrio, con un número variable de elementos ópticos en su interior.

El tipo de foto depende del objetivo que elijamos. Los objetivos grandes angulares son ideales para paisajes. Los teleobjetivos consiguen aplanar la perspectiva en fotografía de arquitectura. Para retratos, cuanto mayor sea la apertura, mejor será el efecto de desenfoque. Los macro permiten fotografiar elementos de pequeño tamaño.

proyectores

Con o sin zoom

Los usuarios que se acercan a la fotografía por primera vez suelen elegir un objetivo zoom para su cámara con un rango de distancia focal que parte de 24 mm hasta 70 mm, 100 mm o 300 mm. Las ópticas que mejor aceptación tienen entre los aficionados a la fotografía que se deciden a comprar un objetivo son las que abarcan desde los 24 mm a los 450 mm con aperturas en el rango de 3.5-6.3. Esto indica el valor de la apertura máxima para la distancia focal más baja y la apertura máxima para la distancia focal más larga. Es decir, a medida que acercamos los objetos con el zoom, perdemos luminosidad.

"A tener en cuenta: Los usuarios avanzados que busquen soluciones de más calidad pueden optar por ópticas con focales fijas. Pueden parecer una limitación, pero a cambio ofrecen un tamaño y peso menores, así como luminosidades más altas por precios sensatos. El uso de una óptica fija requiere más destreza que un zoom, pero los resultados son buenos si se sabe manejar.

Para usuarios que empiezan, los modelos con focales equivalentes en el rango de los 24-300 mm son una buena solución de compromiso entre versatilidad y precio. Es esencial que incluyan estabilizador. Sin él, tendremos problemas para encuadrar correctamente un motivo en ópticas por encima de los 100 mm, y elegir velocidades de obturación altas para evitar que las fotos salgan movidas.


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Volver arriba