Pedidosrealizados
Listassupermercado

Cómo elegir la lijadora adecuada para cada trabajo

La lijadora es una herramienta fundamental para los aficionados al bricolaje cuando se quieren lijar superficies de madera o metal de forma rápida a través del papel de lija que se acopla a la máquina. Con un movimiento rotatorio que impide que se produzcan ralladuras en las superficies del objeto se consiguen acabados finos de forma sencilla.

lijadora eléctrica

Tipos de lijadoras

Existen diferentes tipos de lijadoras (multilijadoras, orbitales, excéntricas y de banda) cuya elección depende del trabajo que queramos realizar y la superficie sobre la que vamos a trabajar.

  • Las multilijadoras tienen una forma terminada en punta para facilitar el acceso a cualquier rincón y además permiten realizar todo tipo de lijado en cualquier superficie. Cuando se trata de trabajos que no requieran mucha potencia se pueden usar las multilijadoras tipo ‘mouse’, más pequeñas, con apenas 100 watios de potencia, pero muy útiles para trabajos de bricolaje que no tengan una gran superficie que lijar, como puede ser la restauración de un mueble o el lijado de barrotes de madera.
  • Las lijadoras orbitales trabajan con un movimiento en vaivén y son recomendables para grandes superficies de fácil acceso que requieran lijados no muy bastos y, sobre todo, para acabados muy finos. Se utilizan dando pasadas paralelas y superpuestas hacia delante y hacia atrás. Son fundamentales para lijar tableros y listones, rodapiés o muebles rectos.
lijadora
  • Las lijadoras excéntricas tienen forma circular, que provoca un movimiento de rotación con el que se consiguen resultados de gran calidad, sin estrías ni arañazos. Están diseñadas para un uso más profesional, con una mayor potencia y peso. Son aptas para todo tipo de lijados y acabados finos, incluso para eliminar la pintura de muebles porque tienen una alta capacidad de desbaste.
  • Y para lijar grandes superficies la herramienta idónea es la lijadora de banda, porque tiene una mayor superficie de lijado que el resto de máquinas, aunque es menos precisa que el resto de lijadoras. Está indicada para lijar grandes superficies planas, siguiendo el sentido de la veta dando pasadas paralelas y superpuestas cuando no se requiera un acabado fino.

A mayor potencia se consiguen acabados más finos

A la hora seleccionar la lijadora más adecuada, además del tamaño de la banda de lija de la lijadora en relación a la superficie que hay que lijar, se debe tener en cuenta la potencia de la lijadora. A mayor potencia la capacidad de trabajo será mayor y también la rapidez con la que se consiguen los resultados.

La potencia de la máquina también determina el resultado, algunas lijadoras tienen la posibilidad de seleccionar diferentes velocidades con lo que se consiguen acabados más precisos.

Consejos prácticos

lijadora

Desde un punto de vista práctico, también es importante a la hora de seleccionar la lijadora saber si tiene sistema de aspiración integrado o no. Algunas lijadoras llevan incorporado un filtro donde se depositan las virutas del lijado, aunque también cabe la posibilidad de conectar un aspirador a la lijadora para reducir el polvo del lijado.

Es recomendable utilizar la lijadora siempre con gafas y mascarilla para evitar que el polvo que se produce en el lijado nos entre en los ojos o nariz y nos impida respirar.

Consejo extra: siempre que lijemos una superficie, debemos utilizar dos lijas de grano diferente. Se empieza con una lija de grano grueso y sucesivamente se pasa a una lija de grano más fino. Los granos se obtienen por cribado, es decir, que el número de grano corresponde a la cantidad de cribas por pulgada cuadrada. La numeración de las lijas va en orden decreciente; a medida que aumenta el número, el grano es más fino.


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

CONDICIONES DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Condiciones Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba