Pedidosrealizados
Listassupermercado

Cómo elegir las escobillas limpiaparabrisas del coche

En lugar de limpiar, unas escobillas gastadas ensucian más el parabrisas, lo que puede ser muy peligroso si se conduce bajo la lluvia. Los limpiaparabrisas son uno de los elementos de seguridad más importantes de un coche, ya que nos dan visibilidad cuando las condiciones meteorológicas son adversas..

elegir escobillas

Un invento revolucionario

A principios del siglo XX, el número de vehículos que circulaban por las ciudades era muy reducido, y los pocos que lo hacían debían detenerse cada poco tiempo cuando llovía para que su conductor limpiara a mano el parabrisas. Esta circunstancia llamó la atención de Mary Anderson en 1903, quien tras comprobar el tiempo que perdían los tranvías de Nueva York en que sus conductores retiraran el agua de los cristales, diseñó el primer limpiaparabrisas de la historia. Desgraciadamente, como en esa época las mujeres no podían patentar nada a su nombre, hasta poco tiempo no se ha conocido identidad de la verdadera inventora de este dispositivo que ya no solo ahorra tiempo, sino que salva vidas.

El agua acumulada en nuestro parabrisas puede llegar a reducir un 70% la visibilidad cuando cae una tormenta.

limpiaparabrisas

En la actualidad, los limpiaparabrisas son uno de los elementos de seguridad más importantes de un coche porque, al margen de su función de retirar la suciedad del cristal con ayuda del líquido que se almacena bajo el capó, también retiran el agua del parabrisas de nuestro vehículo. Precisamente ese agua, que puede parecer inofensiva, llega a reducir la visibilidad hasta un 30% cuando la lluvia es fina y ligera, un 50% cuando llueve con fuerza, y un inquietante 70% cuando nos está cayendo una tormenta. Por ello, tener unas buenas escobillas que retiren toda esa agua de nuestro campo de visión es fundamental.

¿Cuándo hay que cambiarlas?

Por norma general, las escobillas del limpiaparabrisas suelen tener una vida útil de en torno a dos años, dependiendo del uso que les demos. Hay que tener en cuenta que, debido al trabajo que realizan –apartar rítmicamente la suciedad y el agua del cristal–, sufren un rozamiento que desgasta progresivamente tanto la propia escobilla como sus puntos de anclaje. Además hay factores externos, sobre todo los relacionados con el tiempo (calor o frío extremos), o con el entorno (polvo, arena de playa o excrementos de aves) que acortan su vida.

Existen varias señales que nos envían los limpiaparabrisas para avisarnos de que ha llegado el momento de cambiarlos:

  • Si, al pasar el dedo por el borde de la goma que toca el cristal, se notan zonas rugosas o demasiado afiladas.
  • Si se observa que la goma no se desliza suavemente por el parabrisas, sino que da pequeños saltos y no se mueve con normalidad.
  • Si hace más ruido de lo normal al deslizarse.
  • Si ya no limpia la superficie de cristal como antes, dejando zonas sucias o demasiado húmedas.

¿Qué recambio elijo?

limpiaparabrisas

Existen dos tipos de limpiaparabrisas, que determinan en buen grado la elección que haremos sobre las escobillas.

  • Limpiaparabrisas tradicionales: fabricados en metal, en los que la goma está fija. Cuando llega el momento de cambiarlos, tenemos que cambiar la pieza entera.
  • Limpiaparabrisas de nueva generación: toda la pieza es de goma flexible. Tienen la ventaja de que son más baratos, pero el inconveniente de que, al no estar protegida la pieza de goma por otra metálica, se endurecen con el frío y se ablandan con el calor, lo que termina dejándolos inservibles mucho antes que los tradicionales.

El primer paso para elegir unas escobillas nuevas es decidir si queremos comprar solo la goma o el recambio entero. Antes de ir a comprarlas, debemos cerciorarnos de que en nuestro coche es posible sustituir solo la parte de goma o si es necesario cambiar toda la pieza. Afortunadamente, la diferencia de precio no es muy grande.

A continuación, deberemos buscar, entre las opciones disponibles en mercado, unas escobillas que se ajusten a las medidas de nuestro coche. Esto no es difícil, ya que en la parte trasera del envoltorio de las escobillas siempre aparece un listado con las marcas y modelos con los que son compatibles. Aunque no hay grandes diferencias entre unos modelos de escobilla y otros, comprar unas sin asegurarnos de que son adecuados para nuestro vehículo sería un error.

Cómo montar las nuevas escobillas

Cada marca de coche y cada modelo presenta diferente instrucciones de montaje pero, en general, se trata de una operación sencilla que apenas dura unos minutos. En el siguiente artículo te ofrecemos más información sobre cómo cambiar las escobillas del limpiaparabrisas.


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

CONDICIONES DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Condiciones Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba