Cómo elegir las herramientas manuales para tu hogar

¿Alguna vez has querido colgar un cuadro, cortar un cable o ajustar un tornillo y no has tenido la herramienta necesaria para hacerlo? ¿Cuáles son las que hay que tener en casa y cómo se usan? Las herramientas manuales son imprescindibles si queremos poder afrontar algunas de las pequeñas reparaciones que pueden surgir en el día a día de nuestro hogar.

herramientas manuales

Conocer las herramientas manuales más habituales, sus características, cómo manipularlas, almacenarlas y conservarlas nos ayudará a evitar riesgos innecesarios, a prevenir lesiones musculares comunes o a facilitarnos, sin demasiado esfuerzo ni conocimiento, la forma de realizar algunas tareas sin tener que acudir a la ayuda de un profesional.

Herramientas para golpear

Las formas y tamaños de las herramientas de golpe son extremadamente diversas, dependiendo de su uso. Las hay diminutas, como las empleadas para arreglar mecanismos de relojería, o más grandes, utilizadas, por ejemplo, para derrumbar paredes.

Antes de usarlas, hay que comprobar que los mangos, realizados generalmente en madera, no estén astillados o rajados y que además se acoplan perfectamente a la mano. Un accidente de especial gravedad asociado a estas herramientas es el que se produce cuando se desprende la cabeza del martillo al golpear.

Utensilios para cortar

herramientas manuales

Las herramientas de corte con bordes filosos, como los cuchillos, tijeras, tenazas o hachas deben de estar perfectamente afiladas. En el caso de tener que utilizar limas o sierras metálicas para llevar a cabo tareas de corte, tendremos que vigilar el estado dentado para evitar las rebabas que pueden causar problemas en una manipulación posterior.

Ajustar con un destornillador

Dentro del grupo de las herramientas de torsión, los más habituales son los destornilladores. La variedad de tipos, formas y materiales existentes nos obliga a elegir cuál nos conviene más, siempre teniendo en cuenta el tipo de tornillo que se quiere ajustar.

Para conseguir el encaje preciso, hay que observar la cabeza del tornillo y elegir el tipo de punta del destornillador, ya que un encaje defectuoso puede llegar a estropear ambos instrumentos.

Según la forma de su punta, los destornilladores más habituales son:

herramientas manuales

Los destornilladores han de utilizarse haciendo el esfuerzo de forma vertical sobre el tornillo. De esta manera evitaremos que se resbale. No se recomienda el uso de los destornilladores para perforar.

Instrumentos de medición y trazo

Para trazar, comprobar proporciones o medir longitudes se utilizan las herramientas de trazo y medición.

Almacenaje y conservación

herramientas manuales

Un buen almacenamiento de nuestras herramientas de mano nos ayudará a tenerlas en perfecto estado para cuando las necesitemos. Guardarlas ordenadas, limpias y en lugares seguros es mucho más sencillo si para ello utilizamos cajas clasificadoras o portaherramientas, organizadores con compartimentos, bolsas o maletas, que deberán tener los filos y las puntas protegidas para evitar riesgos de cortes o golpes durante su transporte.

Es recomendable no almacenar las herramientas en lugares altos porque existe el peligro de que se deslicen y caigan sobre cualquier objeto o sobre una persona.

Realizar una revisión periódica de nuestras herramientas y verificar el estado de conservación de las mismas antes de usarlas es la mejor manera de garantizar la seguridad.

Recuerda, antes de iniciar cualquier tarea, es necesario escoger muy bien la herramienta adecuada y revisar que ésta se halle en buen estado. Si la herramienta que vas a utilizar presenta cualquier deficiencia, será mejor retirarla inmediatamente, sustituirla por otra nueva o repararla antes de ejecutar con ella ninguna acción.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

CONDICIONES DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Condiciones Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba