Pedidosrealizados
Listassupermercado

Cómo elegir método de depilación

Eliminar el vello corporal ha sido tradicionalmente una exigencia estética a la par que un quebradero de cabeza. Además de una experiencia en ocasiones cara y dolorosa, las mujeres gozaban de poca independencia a la hora de llevarla a cabo y tenían que acudir a salones de belleza para someterse a la depilación eléctrica o con cera. Hoy día se ha ampliado el abanico de métodos de depilación, se ha convertido en un procedimiento ‘doméstico’ y ha desaparecido su estigma sexista: los hombres también se depilan.

escalera

¿Qué método de depilación escoger? Hay varios criterios que pueden guiarte en tu elección y van desde el precio o el método de eliminación del pelo, hasta tu umbral del dolor.

Rasuradoras

Aparte de las cuchillas de afeitar, el mercado ofrece rasuradoras eléctricas que cortan el pelo y están indicadas específicamente para piernas, ingles y axilas. Este tipo de maquinilla lleva incorporada en un extremo una pantalla fina y se desliza por la superficie de la piel atrapando el vello y cortándolo lateralmente.

Se trata de un procedimiento poco agresivo, cómodo y fácil de realizar en cualquier sitio y es una buena opción para quienes tienen la piel muy sensible o no están dispuestos a sufrir. Por el contrario, no podemos decir que se trate de una depilación propiamente dicha, ya que el pelo no se elimina de raíz. El vello seguirá creciendo día a día y deberás repetir el rasurado con frecuencia. Otra desventaja es que la cuchilla precisa mantenimiento, lo cual implica una limpieza regular y un cambio periódico de hoja de afeitar.

Métodos de arranque

depiladora
  • Cera: Consiste en la aplicación de cera caliente o tibia sobre la piel en la dirección del crecimiento del pelo. Cuando se solidifica, bien se tira de la misma en sentido contrario al que se ha extendido o se colocan bandas de papel sobre la cera para realizar el tirón. Otra opción son las tiras de cera fría.

    Ese tipo de depilación está indicada para piernas, brazos, ingles y determinadas áreas de la cara. Al arrancar el pelo de raíz, tiene la ventaja de que mantiene tu piel libre de vello de dos a tres semanas, hasta que vuelve a nacer, si bien debes tener en cuenta que deberás esperar a que el pelo tenga cierta longitud para volver a depilarlo. Debes saber también que no es un método apto para pieles muy sensibles o para quienes padecen problemas circulatorios y puede resultar más doloroso que otros.

    Hay dos tipos de fundidores eléctricos: con depósitos más grandes, en forma de cuenco o cazuelita, para la cera caliente; y cargadores de roll-on para cera tibia. En el primer caso, la cera se extiende sobre la piel con ayuda de una espátula; en el segundo, el propio dispositivo roll-on dispensa una finísima capa de cera que se retira con una banda de tela.

    Los fundidores eléctricos de cera son relativamente económicos y te permiten llevar a cabo en tu propia casa una técnica de depilación un tanto engorrosa. Por eso mismo, sobre todo en el caso de la cera caliente, el procedimiento requiere de cierta práctica. También debes tener en cuenta la necesidad de cambiar la cera o los cartuchos periódicamente, aunque se trata de un producto barato.

    Si te decantas por esta opción, elige un fundidor con termostato, ya que te permitirá mantener durante más tiempo la elasticidad y ductibilidad de la cera. También es aconsejable que cuente con un doble depósito si vas a depilar zonas como los brazos o las piernas. Uno de ellos lleva un filtro para la cera usada, que una vez fundida y filtrada pasa al de utilización. Si el primer depósito se encuentra a un nivel superior que el segundo, favorecerá la velocidad de filtrado y acelerará el trabajo.

  • depiladora

    Maquinillas eléctricas: Es el otro método de arranque, en este caso mediante un aparato manual dotado de un cabezal con pinzas giratorias que se desliza por la superficie de la piel extrayendo el vello de raíz. Está indicada para todas las partes del cuerpo y permite arrancar pelos de hasta 0,3 milímetros de longitud, con lo que además de estar libre de vello durante varias semanas podrás volverá depilarte en cuanto empiece a crecer. Se trata además de un método cómodo, rápido y limpio, pero a algunas personas les resulta doloroso. En el mercado hay una amplísima gama de depiladoras eléctricas de distintos precios. La inversión inicial puede ser más cuantiosa pero después su consumo eléctrico es mínimo y requiere poco mantenimiento.

    Si concluyes que este es tu método de depilación y vas a comprarte una, procura que lleve una batería recargable para que tengas una mayor autonomía de uso; también que cuente con cabezales intercambiables que se adapten a zonas sensibles como las faciales. Entre las últimas prestaciones incorporadas por este tipo de dispositivos están la resistencia al agua, que permite utilizarlos en la ducha; y la iluminación, para que puedas ver mejor las zonas que te estás depilando.

Depiladoras láser y de luz pulsada

depiladora

Hasta ahora reservadas al ámbito profesional, se trata de la última generación de dispositivos de depilación ‘doméstica’. Las depiladoras láser aplican una luz monocromática. La energía aplica se transporta a través de la melanina del vello y destruye la raíz.

Las de luz pulsada utilizan disparos de luz pulsada intensa que atacan el folículo piloso. El calentamiento producido por la luz es el que daña la estructura pilosa y debilita progresivamente el vello hasta su desaparición. En principio es apto para todo tipo de pieles excepto para las más oscuras. Los mejores resultados se obtienen en pieles claras con el vello oscuro, pero siempre requieren de varias sesiones.

La gran ventaja de este tipo de depilación, además de ser cómoda y limpia, es su carácter definitivo. No suele ser dolorosa y está indicada para todas las zonas del cuerpo. Su mayor inconveniente es el precio, considerablemente más elevado que el de cualquier otro aparato depilatorio. Consume asimismo, más electricidad que los que hemos abordado anteriormente. Resulta difícil hacer inventario de las características del importante número de modelos que han salido al mercado, pero te aconsejamos que, a la hora de comprar, te fijes en su fuente de alimentación (preferible la batería recargable), y en el tamaño de la ventana de emisión de luz, ya que cuanto más grande sea, más rápido llevarás a cabo la depilación. Fíjate también en la propia forma del aparato, porque cuanto más ergonómica sea, más cómodo te resultará el proceso. Es recomendable también que la depiladora tenga un sensor de color, diferentes niveles de intensidad del disparo y distintas zonas de aplicación.


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

CONDICIONES DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Condiciones Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba