Cómo elegir reloj

escalera

Se tata de uno de los accesorios más útiles y funcionales que existen, y además, aportan estilo y completan el look. Como regalo resultan perfectos, incluso como auto-regalo. El reloj es una joya fundamental y hay tantos tipos de relojes como estilos a la hora de vestir. Por eso resulta tan difícil elegir uno, y por eso hemos preparado esta guía. Descubre qué debes tener en cuenta cuando vayas a elegir tu próximo reloj.  

La segunda opción más recurrente después del cuero son las correas (o brazaletes) de metal. Suelen ser de acero inoxidable, metales preciosos o titanio y se ven sobre todo en los relojes de gama media y alta.


¿Analógico o digital?

escalera

Lo solemos tener claro desde el principio, pero no está de más pararse a pensarlo. Los relojes analógicos, aquellos que funcionan con agujas, resultan estéticamente más elegantes y sobrios (sobre todo para caballero). Han sido siempre, y continúan siendo, los más vendidos.
Los digitales, por su parte, ofrecen una precisión mucho mayor y en la mayoría de los casos otras funcionalidades, como cronómetro o calendario. Estéticamente resultan más informales, aunque hay diseños muy distinguidos.

Hay una tercera opción que son los relojes híbridos, es decir, una combinación de ambas tipologías. Son relojes analógicos que, detrás de las agujas, tienen una pantalla digital.


Funcionalidad

No todo el mundo usa el reloj ‘solo’ para mirar la hora. El reloj viste y además tiene otras funcionalidades e incluso significados. Aunque hay muchas, podemos resumir los propósitos de los relojes en tres grandes grupos:

- Ocasiones especiales: los relojes que se regalan por un cumpleaños, un aniversario, una boda y ocasiones muy marcadas son un detalle muy especial. Suelen ser elegantes y vistosos, y de una gran calidad. Son piezas para lucir, a su vez, en otras ocasiones especiales. En este caso suelen ser relojes de línea clásica, con correa de piel auténtica o de acero. En ocasiones, sobre todo los de mujer, van decorados con alguna piedra preciosa, cristales o esmaltes. Concretamente en los relojes de mujer cabe una mayor versatilidad. Las correas de algunos modelos se inspiran en pulseras, de forma que son a la vez reloj funcional y joya ornamental.

- Relojes deportivos: cada vez se usa más el reloj como complemento deportivo o en la montaña. Los relojes deportivos, que prácticamente siempre son digitales, ofrecen más funcionalidades (o complicaciones, como se llaman en el argot relojero), como la brújula o el cronómetro. Son de materiales resistentes y, habitualmente, correas de plástico o silicona.  Dependiendo de la actividad que se vaya a realizar con el reloj deberemos buscar aquellos que incorporan cronógrafo, barómetro, termómetro, altímetro, alarmas…

- Relojes para el día a día: A diario, en la oficina o en casa, no solemos llevar relojes deportivos ni tampoco aquellos más especiales (y costosos). Por eso lo más normal es tener un par de relojes de uso habitual, que irán acordes a las tendencias del momento y que podemos combinar con varios looks. Lo ideal es que tu reloj de diario sean sencillo, de líneas minimalistas. Los muy coloridos o excesivamente ornamentados pueden acabar cansándonos, teniendo en cuenta que es un accesorio que miramos muchas veces todos los días. Si trabajas a diario en traje de chaqueta, mejor evitar modelos deportivos o excesivamente grandes.


Mecanismo

escalera

La gran mayoría de los relojes llevan un mecanismo de cuarzo, alimentado con una pila tradicional que funciona en conjunto con el cristal vibrante para mantener la precisión.

Sin embargo, existen alternativas, como la energía solar. Algunas marcas como Casio o Citizen han desarrollado tecnologías ecológicas inocuas para el medio ambiente. Estos relojes absorben la energía a de células solares, y almacenan la que no usan en una pequeña batería, que hace funcionar el mecanismo cuando no hay luz.

Otra opción, muy solicitada para esos relojes ‘para ocasiones especiales’, son los relojes automáticos o mecánicos. Resultan especialmente útiles para quienes nunca encuentran tiempo para cambiar las pilas, ya que este reloj se carga con el movimiento de la muñeca.


Esfera

La esfera del reloj, el cristal que lo protege, tiene mucho que ver con su duración. En los relojes de gama alta y media es habitual la esfera de zafiro, un material que sólo se puede rayar con un diamante. Los modelos un poco más bajos llevan el llamado “cristal mineral”, que ofrece una resistencia menor que el zafiro, pero mayor que las esferas de “cristal” a secas.


Correa

escalera

La correa del reloj es de materiales flexibles y el más habitual es el cuero. También las hay de plástico o goma, y de nylon, sobre todo en modelos deportivos.


La segunda opción más recurrente después del cuero son las correas (o brazaletes) de metal. Suelen ser de acero inoxidable, metales preciosos o titanio y se ven sobre todo en los relojes de gama media y alta.




Smartwatch

Aunque podrían pertenecer más a la categoría de regalo tecnológico que a la de complemento, los smartwatch son hoy en día una realidad. En la forma más o menos clásica de un reloj se esconde un completo dispositivo tecnológico conectado a internet y a la red telefónica. Gracias a sus conexiones, ofrece a sus usuarios mucho más que la hora. Desde el teléfono puede gestionar apps móviles, realizar llamadas, enviar mensajes de texto o vídeo, acceder a las actualizaciones del tiempo, proporcionar una monitorización de las habilidades deportivas, y un montón de especificaciones más. Por eso, aunque la estética tiene cierto peso, a la hora de elegir este tipo de relojes tan específico, lo que más se debe evaluar son capacidades como la batería (autonomía), el tipo de pantalla o las conexiones.


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

- 10 consejos para medir la tensión en casa

- Cómo hacer una trenza de corona

- Verdades y mentiras sobre los tratamientos reductores



 
Lo sentimos, el producto no está disponible actualmente en Marketplace.
??? marketplace.toHomeExceptions.codmp0 ???