Pedidosrealizados
Listassupermercado

Cómo elegir tensiómetro

En unos pocos segundos, y desde casa, puedes medir tu presión arterial. Aprende a usar un tensiómetro para controlar fácilmente tu tensión y frecuencia cardiaca.

tensiómetro

¿Puedo medir mi tensión sin la ayuda de un médico?

Un tensiómetro es, normalmente, un dispositivo utilizado por médicos o personal sanitario. Estos profesionales suelen requerir además de un estetoscopio, que permite escuchar el intervalo entre sístole y diástole. Pero con el objetivo de facilitar el seguimiento desde el propio domicilio a pacientes con alteraciones habituales en la presión, ya se comercializan sencillos tensiómetros que permiten mediciones desde casa y sin la ayuda de otra persona. La hipertensión arterial, por ejemplo, es un factor de riesgo elevado, por lo que el conocimiento continuado de su evolución es cuestión clave en cualquier tratamiento.

La automedición de la tensión en casa puede ser incluso un mandato del médico para un control diario del paciente, que luego debe reportar los resultados en consulta.

Para que esta medición con tensiómetro sea fiable, debe llevarse a cabo bajo unas pautas determinadas y una correcta utilización del mismo.

tensiómetro

Tensiómetros de muñeca

Los tensiómetros de formato compacto que miden la presión arterial y la frecuencia cardiaca suelen ser automáticos. Se colocan frecuentemente en el brazo, aunque también hay tensiómetros para muñeca.

Los tensiómetros manuales son los que se utilizan en hospitales y centros médicos. Su uso es algo más complejo, porque constan de una pera de goma que bombea hasta conseguir la presión adecuada.

Con un tensiómetro de muñeca debes realizar siempre la medición de la mano izquierda, colocándola a la altura del corazón.

Una variación de pocos centímetros en la colocación del tensiómetro de muñeca respecto a la altura del corazón puede implicar medidas erróneas.

tensiómetro

Tensiómetros de brazo

Los tensiómetros automáticos de brazo constan de un manguito o brazalete que hay que colocar justo encima del codo. Suelen disponer de un velcro para ajustarlo a cada persona. Lo primero que debes hacer es colocar el brazo apoyado en una mesa mientras estás sentado. Antes de ponerlo en marcha, ponte el brazalate por encima del codo en el brazo que suela obtener lecturas de tensión más altas.

Nada más darle al botón de encendido, el brazalete comienza a hincharse para comprimir el brazo hasta el punto de cortar la circulación sanguínea. Una vez en ese punto comienza el proceso de deshinchado. En ese momento es cuando se toman los valores de tensión máxima y mínima.

El mejor momento para llevar a cabo la medición es cuando estés tranquilo, relajado, sin ruidos y sin ninguna tarea que atender.

Una buena opción para medirse la tensión es nada más despertar, cuando no se ha ingerido ninguna bebida o alimento (como el café) que pueda alterar los resultados. Dedica cinco minutos a relajarte antes de encender el aparato. Durante la medición, hay que evitar cualquier tipo de movimiento o tensión muscular. Por lo demás, hay que respirar con normalidad y no hablar.

Este tipo de aparatos suelen tener una pantalla LED con dígitos de gran tamaño que muestran tres cifras: hipertensión, hipotensión y frecuencia del pulso. Algunos también tienen un indicador de latido irregular (arritmia). Además, constan de memoria para llevar un registro exhaustivo de las mediciones, con fecha y hora de cada ocasión.

tensiómetro

Pulsioxímetros dométicos

De igual manera que medidos nuestra tensión arterial en casa, un pulsioxímetro doméstico nos ayudará a controlar la saturación del oxígeno en sangre (SpO2) y la frecuencia cardiaca (PR). La saturación de oxígeno indica el porcentaje de oxígeno transportado por las células en el torrente sanguíneo, y la frecuencia cardiaca mide los latidos del corazón por minuto. Ambos parámetros son muy importantes para determinar enfermedades cardio-pulmonares.

Los pulsioxímetros de uso doméstico ayudan a controlar los niveles de oxígeno a aquellas personas que tienen problemas de asma o cualquier enfermedad pulmonar.

Esta tecnología nos permite mantenernos alerta ante posibles enfermedades y reaccionar con rapidez. También nos puede ser útil a la hora de realizar un seguimiento para aportar datos al médico que le petrmitan formular un diagnóstico acertado.


Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

CONDICIONES DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Condiciones Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba