Pedidosrealizados
Listassupermercado

Cómo elegir tu bicicleta ideal

Las bicicletas no son solo para el verano. Si has decidido comprarte una, no actúes a la ligera, primero debes pararte a pensar para qué tipo de desplazamientos vas a utilizarla y sobre qué terreno tienes previsto moverte. La oferta con la que cuenta hoy el mercado es muy amplia y compleja, tanto en prestaciones como en precios, y merece la pena qué analices cuáles son tus necesidades para buscar la bici que mejor se adapte a ellas.

elegir bicicleta

¿Cuál es la mejor bici para ir por ciudad?

Hoy en día son muchas las personas que por deporte, comodidad o conciencia ecológica buscan en la bicicleta un sustituto del coche para viajes tan cotidianos como ir al trabajo, a la facultad o a la compra. Si lo tuyo son los desplazamientos por la ciudad, la bici urbana es tu mejor opción. Entre sus características están su ligereza y comodidad. Habitualmente cuentan con barra y pedales bajos que te permiten subir y bajar de forma sencilla y un guardabarros que evita que te manches la ropa.

Elementos a tener en cuenta:

  • A la hora de elegir una bicicleta urbana debes procurar que, una vez subido en ella, tengas la espalda recta para ir cómodo y gozar de buena visibilidad.
  • También es importante que el manillar quede a la altura de tus manos para que no mantengas una posición forzada.
  • Las bicis de ciudad llevan normalmente un sillín con suspensión, bastante útil para amortiguar las irregularidades que pueda haber en el trayecto
  • Las ruedas tienen un diámetro grande que facilita la dirección y aporta estabilidad.
  • Si vives en una ciudad con pendientes acusadas, recuerda que algunos modelos de bicis urbanas no llevan marchas. En este caso, te aconsejamos que te decantes por una que tenga tres marchas.

Para los amantes del aire libre

Bicicletas de montaña

bici de montaña

Si lo tuyo es moverte por senderos y caminos irregulares e incluso abruptos, tu opción es la mountain bike. Este tipo de bicicletas van provistas de un cuadro de aluminio y de ruedas de gran diámetro con neumáticos robustos y con tacos que se agarran al suelo y permiten sortear los obstáculos con los que puedas encontrarte.

Las bicis de montaña disponen de dos tipos de sistemas de suspensión para absorber los impactos:

  • Simple o delantera, la de las denominadas bicis rígidas. Son más ligeras y propician una mayor aceleración. Son preferibles cuando el terreno por el que vayas a circular sea más bien llano y tu itinerario sea corto.
  • De suspensión delantera y trasera, denominadas dobles. Son preferibles si haces trayectos largos sobre ella, participas en carreras de etapas o pedaleas sobre terrenos muy montañosos. Son más cómodas, ya que el sistema de trasero de amortiguación trasero ayuda a que tu espalda sufra menos con los baches. Asimismo, por su mejor tracción, proporcionan mayor seguridad en subidas y bajadas.

Bicicletas de carretera

Ligeras y aerodinámicas, se trata de vehículos para correr, por lo que son ligeras y cuentan con neumáticos delgados a alta presión que ofrecen poca resistencia al pedaleo. Aunque puedan parecernos todas iguales, hay cuatro categorías principales que debes conocer para decidir cuál se ajusta mejor a lo que precisas.

  • Gran Fondo: están indicadas para rutas largas, de resistencia, en las que te puedes pasar horas pedaleando. Precisamente por ello, tienen una geometría menos agresiva, con un manillar más elevado que no hará sufrir tanto a tu espalda y te permitirá moverte más confortablemente. Cuentan con diferentes sistemas de amortiguación en función de las irregularidades del terreno.
  • Escaladora: son las bicicletas de carreras por excelencia, muy ligeras, con cuadros de aluminio o de carbono, pero también rígidas. Son apropiadas para ciclistas esforzados amantes de la escalada de puertos de montaña. Si es tu caso, esta es tu bici, pero ten en cuenta que su diseño es menos confortable que el de la gran fondo y que la escasa curvatura de su horquilla y la posición del manillar forzarán un poco más a tu espalda.
  • A contrarreloj: conocidas en el argot como ‘cabras’ por la forma del manillar. La altura de este con respecto al sillín te hará adoptar una posición muy aerodinámica, pero con tu espalda casi paralela al suelo. Cuenta con una distancia corta entre ejes y su diseño es totalmente aerodinámico, destacando sus ruedas lenticulares de gran diámetro.
  • Aero: es una variantes de las anteriores, con un diseño agresivo y especialmente indicada para la práctica del triatlón.

PUBLICIDAD


Para los que necesitan algo más

Bicicletas plegables

bici plegable

Son una variante de las bicis urbanas. Cómodas y ligeras, tienen menos prestaciones que las urbanas convencionales –ruedas más pequeñas, menos velocidades- pero gozan de la ventaja de poder plegarse, ahorran espacio y favorecen la intermodalidad. Son una alternativa perfecta si en tu itinerario necesitas usar otros medios de transporte, porque podrás transportarla sin dificultades en el tren, el metro o el autobús.

Bicicletas híbridas

Están a medio camino entre las bicicletas de carretera y las de montaña, por lo que si te desplazas en ambos tipos de suelo, puedo ser una buena opción para ti. Las bicis híbridas son cómodas, manejables y versátiles. Sus ruedas suelen tener un ancho intermedio entre las de ruta y las de montaña y reúnen prestaciones de ambas. Es habitual que cuenten con accesorios urbanos, como espejos, luces, reflectantes, timbre y canastilla para transportar objetos.

Bicicletas eléctricas

Son una pequeña revolución sobre dos ruedas. Incorporan un motor eléctrico que asiste en el pedaleo, por lo que te permitirá alcanzar mayor velocidad con menos esfuerzo. Son fáciles de usar y te permiten hacer recorridos más largos. Sin embargo, debes tener en cuenta de que la batería incrementa el peso de la bici y que debes cargarla de manera regular, incluso aunque no la utilices habitualmente. Este tipo de bicicletas requieren, por tanto, un mayor mantenimiento.

Ante todo, seguridad sobre dos ruedas

Circular en bicicleta es limpio, ecológico y saludable, pero recuerda que, ante todo, debe de ser seguro. Verifica con regularidad el estado de tu vehículo; no pierdas de vista la vía sobre la que circulas; no lleves los auriculares puestos, especialmente si pedaleas en carretera; respeta las normas de circulación y no te olvides de tres elementos muy importantes que debes incluir en tu compra: el casco, las luces y los reflectantes, indispensables si vas a circular por la noche.


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

CONDICIONES DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Condiciones Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba