Pedidosrealizados
Listassupermercado

Cómo elegir una amoladora según el trabajo a realizar

La amoladora o radial es una herramienta de bricolaje fundamental para los trabajos que tenemos que realizar en casa. Es una máquina muy versátil que consta de un motor eléctrico que hace girar un eje a grandes revoluciones, al que se acopla un disco para realizar diversas tareas de bricolaje. La amoladora se puede utilizar para pulir, lijar, desbastar, decapar, abrillantar o hacer ranuras tanto en superficies metálicas como en madera.

elegir amoladora

Las miniamoladoras para bricolaje casero

Existen distintos tipos de amoladoras con diferentes tamaños y velocidades cuya elección está muy condicionada al tipo de trabajo que vamos a realizar. Para los trabajos de bricolaje casero son recomendables las miniamoladoras que tienen una potencia entre 500 y 900 vatios y utilizan discos de entre 115 y 125 milímetros. Las amoladoras grandes, que tienen una potencia por encima de los 2000 vatios y a las que se pueden acoplar discos de 230 milímetros, están destinadas para un uso profesional para cortar o desbastar superficies grandes y duras.

Hay que optar por las miniamoladoras para trabajar en superficies pequeñas, tanto para lijar y pulir en madera como para hacer trabajos en superficies metálicas. Son más manejables, ligeras y funcionales que las radiales por eso están indicadas para hacer trabajos más sencillos que no requieran mucho tiempo.

Es recomendable que la amoladora tenga control de velocidad que pueda adaptarse en función del material y la superficie en la que vamos a trabajar.

Cuidado con intercambiar los accesorios

elegir amoladora

La versatilidad de esta herramienta de bricolaje hace que se puedan acoplar diferentes accesorios, como ocurre con el taladro, para realizar trabajos distintos sobre todo tipo de superficies: madera, metal, cemento o piedra. Sin embargo, es fundamental no intercambiar los accesorios entre las máquinas porque la velocidad a la que trabajan es distinta y pueden dañar el funcionamiento de la amoladora.

Las amoladoras son herramientas peligrosas, por eso hay que tener mucha precaución al utilizarlas. Cuando se acopla un disco para realizar cualquier trabajo hay que comprobar que sea del diámetro admitido por la amoladora. Nunca se debe utilizar un disco de mayor diámetro porque se corre el riesgo de que se rompa y pueda provocar un accidente.

Cuando se utiliza la amoladora hay que sujetarla con las dos manos para trabajar con total seguridad. Para evitar accidentes también es necesario usar gafas de seguridad integrales y guantes reforzados para protegernos de los cortes y las chispas cuando trabajamos sobre metal.

Un disco para cada uso

La elección de los discos también depende del uso y material sobre el que vayamos a trabajar. Existen discos de metal que se usan para desbastar; discos de corte para metal o acero inoxidable que permiten hacer cortes de gran precisión; discos de lijar y pulir que pueden emplearse sobre metal, madera o piedra; discos para cortar aluminio, discos de piedra usados para cortar azulejos cerámica, mármol o cemento y discos para madera.

Tenemos que utilizar la amoladora con una inclinación adecuada respecto a la superficie de trabajo porque si nos inclinamos en exceso podemos tener un accidente. Para trabajar seguros hay que utilizar los discos con un ángulo de 15 a 35 grados.

Hay que montar correctamente los discos de corte y desbaste en la herramienta si no queremos sufrir un percance. Muchos accidentes se producen por descuidos en el montaje de los discos. Para evitarlo, es importante que el disco entre con comodidad ya que forzar el montaje, si no coincide el orificio del disco con el eje de la amoladora, es peligroso.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

CONDICIONES DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Condiciones Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba