Cómo elegir una manta eléctrica

La manta eléctrica es un sistema más económico que la calefacción para calentar la cama en los días de frío invernal de forma segura y eficaz. Te ayudamos a elegir.

elegir mantas eléctricas

Cómo funciona la manta eléctrica

Cuando llega el invierno, pasar frío en la cama supone no pegar ojo en toda la noche, dormir encogidos y levantarnos con dolor de huesos en todo el cuerpo. La manta eléctrica es un sistema más económico que la calefacción para calentar la cama y no pasar frío en las noches invernales. Las mantas térmicas se colocan encima de la sábana superior, no en contacto directo con el cuerpo, y consiguen eliminar la sensación de humedad que tiene la cama cuando está fría. El mecanismo de funcionamiento es sencillo. Entre el tejido están insertados unos cables por los que pasa la corriente eléctrica a un voltaje bajo, de 24 voltios. El cable se enchufa a la red eléctrica y se ajusta la temperatura del termostato para calentar la cama a la temperatura deseada.

Se pueden encontrar en el mercado diferentes tamaños de mantas eléctricas. Las hay individuales o dobles para cama de matrimonio, con la posibilidad de que cada parte se regule de forma independiente.

También se fabrican calientacamas eléctricos, que se colocan encima del colchón y debajo de la sábana bajera para calentar directamente la cama, y almohadillas eléctricas, de menor tamaño, que se utilizan para calentar una parte del cuerpo.

Las mantas eléctricas están fabricadas con materiales ligeros, de manera que el peso no sea un hándicap y pueda usarlas cualquier persona. Pero no son recomendables para niños.

elegir mantas eléctricas

Precauciones de uso de la manta eléctrica

Las mantas eléctricas son una buena opción para ahorrar calentando la habitación, en concreto, la cama. Pero se deben usar con precaución ya que, aunque funcionan a un voltaje bajo, si se utilizan demasiado tiempo pueden provocar pequeñas alteraciones en la piel. Debido a que se conecta a la corriente eléctrica, no se puede mojar ni utilizar si está mojada. Tampoco se debe plegar antes de que se haya enfriado completamente ni se puede planchar, porque el calor de la plancha estropearía los cables eléctricos que recorren el interior de la manta.

En lo relativo a la seguridad, las mantas modernas están equipadas con un sistema de regulación de temperaturas y apagado automático.

Este permite que se apague la manta cuando alcanza una temperatura, lo que hace más seguro su uso durante la noche. De todas formas, conviene vigilar periódicamente que los cables no estén gastados ni pelados para evitar cortacircuitos.

Es mejor enchufar la manta unos minutos antes de acostarnos para que se caliente la cama y dormir con la manta desconectada.

Limpieza de una manta eléctrica

Para limpiarlas hay que seguir las instrucciones de lavado de mantas eléctricas, puesto que algunas solo pueden lavarse en seco o en tintorería. Para lavarlas en la lavadora lo primero que hay que hacer es desconectar todos los cables y controles de temperatura pero no es necesario quitar los cables del interior. Es conveniente usar un programa suave y corto con agua fría o tibia. Nunca hay que retorcerla para escurrir el agua. El centrifugado será también suave.

Aunque lo ideal es que la manta se seque al aire libre, también se puede utilizar la secadora pero en un ciclo suave. Es mejor que se seque poco y colgarla al aire. Una vez que la manta esté completamente seca se vuelven a conectar los cables y el termostato

No se puede utilizar agua caliente ni la secadora en un programa caliente porque el calor dañaría a los cables estropeando el funcionamiento de la manta eléctrica


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba