Pedidosrealizados
Listassupermercado

Cómo preparar tu coche para el invierno

escalera

Ya tienes purgados los radiadores de casa, has guardado los pantalones cortos y los has cambiado por los jerseys de lana y los forros polares, has recuperado el recetario de sopas, pucheros y platos de legumbre, pero… ¿Has hecho también los deberes en lo que se refiere a tu coche?


Como siempre, las ruedas primero


escalera

Nunca nos cansaremos de decirlo: los neumáticos son el elemento más importante para la seguridad del automóvil y de sus ocupantes. Son la única parte del coche que entra en contacto directo con el asfalto de la carretera, por lo que merecen una atención muy especial. Cuando llega el frío, lo ideal sería cambiar los neumáticos por unos de invierno que, gracias a su composición y a su banda de rodadura, garantizan una mayor adherencia a bajas temperaturas y un mayor agarre cuando el firme está mojado.

Si no te es posible cambiar las gomas, al menos asegúrate de que el dibujo esté en buen estado, tenga la suficiente profundidad, y de que la presión de los neumáticos es la que recomienda el fabricante.

Los neumáticos de invierno tienen tales prestaciones en condiciones de frío, lluvia, hielo o nieve que no es necesario el uso de cadenas. Así que, si todavía no te has decidido a equipar tu coche con un juego de estas ruedas especiales, compra unas cadenas o cerciórate de que las tuyas se encuentran en perfecto estado de revista. Como seguramente ya sepas, hay cadenas metálicas y de tela, siendo las primeras las más duraderas y fiables, aunque también las más difíciles de poner.


Una revisión a tiempo


escalera

Hay tres líquidos en tu coche que, sobre todo en invierno, pueden marcar la diferencia entre un viaje seguro y uno muy peligroso: el anticongelante, el limpiaparabrisas y el líquido de frenos. Es esencial que los tres tengan el nivel adecuado. Sin el primero, una ola de frío extremo podría congelar el agua del radiador, inutilizando tu vehículo. Sin el segundo, sería imposible retirar adecuadamente la escarcha del parabrisas, y tu visibilidad se reduciría hasta cotas peligrosas. ¿Y qué decir del tercero? Si tiene una importancia vital siempre, en invierno mucho más, porque la distancia de frenado aumenta con el agua y el hielo, haciendo indispensable que el sistema de frenos funcione a la perfección.


Contra el frío, sentido común


escalera

Si llevas el coche al taller cada vez que se acercan las vacaciones de verano, ¿por qué no hacerlo cuando el clima está a punto de cambiar drásticamente? O, al menos, efectúa tú mismo una revisión en profundidad de los elementos clave para la seguridad del coche que pueden verse afectados a causa del frío. Por ejemplo, la batería: asegúrate de que tiene el nivel de carga adecuado, de que los bornes están bien limpios y de que las pinzas están guardadas en su sitio. No querrás verte atrapado por una nevada y que de repente se apague el motor por culpa de la batería…

Por lo demás, deja que sea el sentido común el que guíe tus pasos en lo que se refiere a preparar tu coche ante la llegada del frío. Lleva siempre una o dos mantas en el maletero, repón todo lo que falte o se haya caducado en el botiquín, y cerciórate de que las luces funcionan. Nunca comiences un viaje sin llenar bien el depósito de combustible, recuerda que no sólo sirve para que el coche se mueva, si no que también lo calienta.


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

- Trucos para guardar los neumáticos estacionales

- Accesorios imprescindibles para recorrer el mundo

- 10 consejos para viajar con niños y olvidar el “¿cuánto falta, papá?”



Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

CONDICIONES DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Condiciones Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba