Pedidosrealizados
Listassupermercado

Cómo usar las bicicletas estáticas y elípticas


Borja González López

Borja González López

Instructor de sala y personal trainer en FUN4U Sports Club

http://www.fun4u-sports.com

Borja forma parte del equipo de expertos que cada día

nos ofrecen los mejores consejos en Carrefour.es


bicis estaticas

Las bicicletas estáticas y elípticas aportan los mismos beneficios que el ejercicio en una bicicleta pero es importante seguir algunas pautas.

Montar en bici es uno de los deportes más completos y saludables que existen, porque se ejercitan varias partes del cuerpo al mismo tiempo que se respira aire libre en plena naturaleza. Aunque, desgraciadamente, no siempre podemos guardar una bicicleta en casa, o no tenemos tiempo suficiente para salir con ella a pedalear durante horas. Las máquinas estáticas y elípticas pueden sustituir el ejercicio en una bici y aportarnos sus mismos beneficios sin salir de casa o del gimnasio. Pero hay que cumplir varias condiciones para sacarle el mayor rendimiento al esfuerzo realizado.


Antes de subirnos a una bici

Hay algunas cosas que debemos saber antes de comenzar el ejercicio en una bicicleta estática. El equipamiento adecuado es una de ellas: necesitaremos unas zapatillas especiales con calas que sujeten mejor el pedal, y un ‘culotte’ con badana de gel para que no se clave el sillín.


A tener en cuenta: la motivación es un factor clave a la hora de entrenar en una de estas máquinas. Debemos tener claro que, si nos subimos a una bici, es para darlo todo. Es preferible no hacer ejercicio un día en el que estemos muy cansados que hacerlo a medias. Además, conviene recordar que los músculos necesitan descansar, por lo que no es aconsejable entrenar más de tres días por semana.


Es esencial calentar bien antes de comenzar a pedalear a un ritmo fuerte. Que los primeros minutos sobre una bicicleta estática o elíptica siempre sean a un ritmo suave, y que los aprovechemos para cerciorarnos de que todo está bien colocado y ajustado en la máquina.


Encima de la bicicleta

bicicleta estática

Una vez que nos hemos subido a una bicicleta estática¡, con el equipamiento adecuado y después de haber calentado bien, comenzamos el ejercicio. Una persona con una vida activa y con cierto hábito de deporte puede quemar en torno a 500 calorías en una hora de entrenamiento, pero para ello es necesario realizarlo correctamente. La espalda debe estar lo más relajada posible, los codos ligeramente flexionados y el sillín ajustado a la altura de la cadera. Si no estamos cómodos antes de empezar a pedalear, es imposible que lo estemos después.


A tener en cuenta: una medida que puede ayudarnos a hacer más completo y más eficaz el entrenamiento es combinar las sesiones de bicicleta estática o elíptica con rutinas de pesas. De esta manera, aceleramos el metabolismo y quemamos más grasas. Por ejemplo, pedalear durante 20 minutos a un ritmo moderado, hacer unas series de bíceps y de tríceps y, a continuación, un intervalo de pocos minutos en la bici a un ritmo fuerte.


Cuando estemos entrenando en la bici, no debemos olvidar hidratarnos cada diez minutos aproximadamente, incluso aunque no tengamos sed. Lo ideal es emplear bebidas isotónicas para reponer las sales minerales que pierde nuestro cuerpo con el ejercicio.


Al terminar de pedalear

Cuando acabemos el entrenamiento en la bicicleta, podemos dar por finalizada la sesión deportiva diaria, siempre que hayamos estirado bien, o pasar a otro ejercicio, como las pesas o los aparatos de musculación. Pero es muy importante recordar que, sobre todo al principio, debemos hacerlo bajo la supervisión de un profesional que nos indique si lo que queremos hacer es adecuado o si, por el contrario, corremos el riesgo de lesionarnos.


A tener en cuenta: una vez terminado el entrenamiento, no podemos ducharnos o cambiar de actividad sin realizar una serie de ejercicios de estiramiento, prestando especial atención a los gemelos, los cuádriceps y los isquitibiales, los músculos que más se resienten tras este tipo de deporte.<


Los beneficios a corto plazo del entrenamiento en bicicleta, la mejora del sistema respiratorio y circulatorio y la sensación de bienestar, aparecerán rápidamente, pero la tonificación de los músculos, la pérdida de peso o la desaparición de la celulitis necesitan tiempo y constancia. Que no obtengamos un resultado orgánico inmediato no nos lleve a forzar el cuerpo ni a sentirnos decepcionados.


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

- Mejora tu físico entrenando con bicicleta estática

- Cómo elegir bicicleta estática

- Ejercicios con bicicleta estática, ¿por dónde empiezo?



Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

CONDICIONES DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Condiciones Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba