Pedidosrealizados

Consejos para cuidar tu placa: cómo y cuándo limpiarla


Alfonso Aguilar

Alfonso Aguilar

Responsable de electrodomésticos en Carrefour.es

www.carrefour.es

Alfonso forma parte del equipo de expertos que cada día

nos ofrecen los mejores consejos en Carrefour.es


cuidar placa

Además de su gran utilidad y versatilidad, las placas de cocina, tanto si son vitrocerámicas como de inducción, se han convertido en el elemento central de toda cocina. Si quieres conservar sus prestaciones y su aspecto de recién comprada, conviene que tengas en cuenta estos consejos.


Un electrodoméstico delicado

No es necesario que nos volvamos locos y hagamos sonar la alarma cada vez que alguien se acerca a nuestra placa; basta con que prestemos atención a los detalles y la cuidemos con esmero y cariño.


A tener en cuenta: Hay que limpiar la placa siempre que la utilicemos, da igual si es para calentar un cazo de agua o si es para cocinar una paella para ocho. Cualquier resto de grasa o de comida puede deteriorar la superficie de vidrio y acortar la vida del electrodoméstico. Eso sí, espera siempre a que la placa se enfríe antes de ponerte a limpiarla.


Igual de importante que limpiar la placa es secarla bien después. Si no lo hacemos, los restos de la cal que contiene el agua, especialmente en algunas zonas de España, pueden quedar adheridos y estropear el vidrio.


Una limpieza adecuada

consejo-placa

Limpiar una placa de cocina puede no ser la tarea más divertida del mundo, pero es muy sencillo y alargará la vida del electrodoméstico, así como su buen aspecto, su brillo y su correcto funcionamiento. Para hacerlo, procederemos de distinta forma dependiendo del grado de suciedad que tenga la placa tras haberla utilizado.


A tener en cuenta: Si la vitrocerámica o la placa de inducción solo están ligeramente manchadas, será suficiente con pasar por su superficie una bayeta, esponja suave o papel de cocina, humedecidos previamente con agua o con agua y jabón. Si las manchas son de grasa y abundantes, rociaremos la placa con un producto específico, dejaremos actuar un par de minutos y después aclararemos con agua y un paño limpio.


Si la suciedad de la placa no desaparece solo con agua y productos específicos, tendrás que utilizar un rascador de vidrio. Pásalo con firmeza, pero sin apretar demasiado, por los lugares donde han quedado restos de comida, y sujétalo en un ángulo de aproximadamente 45 grados respecto a la superficie de la placa.


Trátala como se merece

La limpieza no es el único cuidado que nuestra placa de cocina necesita; también hay que tener presentes una serie de buenas prácticas, sobre todo referentes a lo que no se debe hacer.


A tener en cuenta: La placa no es una prolongación de la encimera ni mucho menos de la tabla, así que evita en la medida de lo posible apoyar cosas encima. Por supuesto, no cortes nada sobre su superficie. Cuando la placa esté en funcionamiento, no deslices las sartenes y las cazuelas por encima, como hacen los cocineros de la tele; podrías rayarla.


Otra cuestión muy importante es el tipo de productos y materiales que utilizamos para limpiar la placa. Hay que evitar a toda costa los líquidos abrasivos y, en general, cualquiera que no esté especialmente indicado para placas de cocina. Una esponja suave o una bayeta son lo mejor para llevar a cabo esta tarea, y los estropajos quedan totalmente vetados, especialmente los metálicos.


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

- Cómo limpiar y descongelar el frigorífico a fondo

- ¿Qué tipo de placas de cocina existen?

- Cómo ahorrar energía con el frigorífico



Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

CONDICIONES DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Condiciones Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba