Expansión del hábitat del oso pardo

'Más osos y menos CO2' en el Parque Natural de Redes (Asturias)

La entrañable imagen del oso influyó para que a principios del siglo XX se convirtiera en el juguete predilecto de muchos niños. Cien años después carr_principalasturiasfapas_20111007.jpges un emblema de la conservación de la biodiversidad. El oso polar ártico es un icono de las consecuencias del cambio climático por la pérdida de su hábitat y en España viven algunas de las poblaciones europeas de oso pardo más amenazadas.

En nuestro planeta habitan ocho especies de osos, considerándose a escala global como uno de los mamíferos con mayor área de distribución mundial. Grandes han sido los esfuerzos para proteger estas diferentes especies. Por todo ello, la posesión de un territorio con presencia osera es un auténtico privilegio.

La conservación del oso pardo en la Cordillera Cantábrica es un reto para numerosos especialistas, administraciones y organizaciones. En esta zona montañosa la especie se reparte en dos núcleos incomunicados entre sí a causa de las infraestructuras viales y ferroviarias. La población occidental cuenta con unos 130 ejemplares, mientras que en la oriental hay 25, dificultando su recuperación y estabilidad.

El Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (FAPAS) es una de las organizaciones implicadas en la conservación de esta especie. Sus trabajos de seguimiento han permitido favorecer la gestión de la población de oso y mejorar las medidas de protección dentro del territorio asturiano. Dentro de sus proyectos se encuentra la iniciativa ‘más osos menos CO2’, una lucha contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad que se combate con la plantación de árboles frutales en territorios oseros.

El pasado 7 de octubre el FAPAS presentó en Sobrescobio un plan cuyo objetivo es el asentamiento de los osos en el Parque Natural de Redes. Esta expansión del hábitat en la zona oriental será similar a la que la organización llevó a cabo en concejos como Somiedo y los valles de Trubia, consiguiendo estabilizar una población que garantiza su supervivencia. El proyecto incluye la plantación inicial de 5.000 árboles frutales (robles, castaños y cerezos), la colocación de 30 colmenas experimentales para mejorar la polinización, la instalación de 20 equipos fotográficos para realizar un exhaustivo seguimiento y la concienciación de los vecinos sobre la importancia de que esta especie vuelva a estar presente en la zona.

La protección del oso pardo en la Cordillera Cantábrica se verá respaldada en esta iniciativa por la Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos, los Ayuntamientos de Caso y Sobrescobio y entidades privadas como Carrefour.

Galería fotográfica

  • Ponentes en la rueda de prensaPonentes en la rueda de prensa
  • Programa de plantaciones para el osoPrograma de plantaciones para el oso

Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

Apps Carrefour
Top