Recargar sostenibilidad

carr_iniciorecargasostenibilidad_2011.jpg

Un cambio en el modelo de movilidad urbana

El desarrollo sostenible plantea satisfacer las necesidades actuales sin comprometer los recursos y posibilidades de futuras generaciones, según la definición dada por la Comisión Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo de Naciones Unidas en 1987.
Dos décadas después de aquello y, aunque estas dos palabras estén totalmente introducidas en nuestro vocabulario no han terminado de reflejarse en los modos de vida que adoptamos. Y es normal, pues resulta complicado. Muchas veces nuestras necesidades se ven satisfechas por recursos que se agotan y comprometen la calidad de vida de las generaciones venideras sin que ni siquiera nos demos cuenta o sepamos por qué. Hay hábitos que, aunque fáciles de cambiar, están totalmente introducidos en nuestro día a día.

El fin de los combustibles fósiles
El ejemplo más claro lo representa el uso de los combustibles fósiles; recursos no renovables que tardaron millones de años en producirse y que, poco a poco, entre todos vamos llevando a su agotamiento. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) advierte que dentro de 10 ó 15 años la producción mundial de petróleo no tendrá capacidad suficiente para cubrir su demanda actual. Aunque poderosa, ésta no es la única razón para buscar alternativas.

Cambio climático, un reto prioritario
Parece existir cierto consenso en considerar el cambio climático como un asunto no cuestionable y ya se ha convertido, de hecho, en una preocupación de carácter mundial, tal y como refleja el Sexto Programa de Acción de la Comunidad Europea en materia de Medio Ambiente que lo reconoce como su principal reto para los próximos diez años. La necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (principalmente las de CO2) es, inevitablemente, una de las prioridades de las políticas ambientales actuales y futuras. En España, durante el año 2008, el 82,3% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero eran de CO2*.

Incentivando una movilidad alternativa
La generación de energía eléctrica y el sector del transporte constituyen casi la mitad de las emisiones nacionales de CO2, siendo el transporte por carretera uno de sus focos más importantes con un 25,4%, inevitablemente vinculado al consumo de los derivados del petróleo.

En este contexto, y al amparo de directrices comunitarias, se ha comenzado a planificar e incentivar políticas de ahorro energético, utilización de energías renovables e impulso del vehículo eléctrico. La Comisión Europea se plantea reducir en un 50%, para el año 2030, el parque móvil que funciona con combustibles tradicionales. En este sentido, el compromiso del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio se materializó en el proyecto piloto MOVELE, una clara apuesta por la viabilidad de proyectos alternativos que fomenta la inclusión de vehículos eléctricos en entornos urbanos y la instalación de puntos para su recarga.

La continuidad de esta apuesta es visible en otros textos como la Estrategia Integral para el Impulso del Vehículo Eléctrico 2010-2014 del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, que se plantea alcanzar 1.000.000 de vehículos eléctricos e híbridos en 2014, estableciendo ayudas económicas para la adquisición de unidades nuevas.

La necesidad de estructuras
Previo a la comercialización a gran escala de coches eléctricos, es preciso contar con las infraestructuras necesarias y mecanismos que permitan una correcta implantación de este nuevo paradigma de movilidad. Aunque los avances en esta dirección son constantes, aún quedan por concretar muchos aspectos como la creación de una tarifa eléctrica, el diseño de ventajas urbanas para los vehículos eléctricos tales como la circulación en zonas restringidas y la regulación de los servicios de recarga energética. La Comisión Europea ha dado un gran paso pidiendo a los organismos de normalización un cargador común para vehículos eléctricos a lo largo de 2011.

Una apuesta de Carrefour
Actualmente los puntos de recarga se basan en sistemas a pie de calle, sufragados por administraciones y empresas privadas que apoyan la movilidad eléctrica. Entre las entidades privadas que apuestan por este tipo de transporte está Carrefour, primer grupo de distribución que ha destinado en su aparcamiento un lugar para puntos de recarga en todas las aperturas de su nuevo modelo de hipermercado Carrefour Planet. En total, son ya 21 hipermercados preparados en toda España. Paulatinamente el número de puntos se incrementará, creando así una red que facilite la movilidad eléctrica.

Semana Europea de la Movilidad (16-22 septiembre)
Los problemas en la calidad ambiental y habitabilidad de las ciudades hacen que surja también una urgente necesidad de cambiar nuestros hábitos de desplazamiento. Así, 'La ciudad, sin mi coche' fue una experiencia piloto realizada en Francia en 1998, cuyo objetivo era llamar la atención de ciudadanos y autoridades locales sobre la dependencia del automóvil en nuestra sociedad. Solamente se necesitaron dos años para que esta experiencia se extendiera y se celebrara, cada 22 de septiembre, el 'Día europeo sin coche'.

Una década después celebramos también la Semana Europea de la Movilidad, siendo el lema de esta edición 'desplázate de forma eficiente: ¡mejora tu movilidad!. Se trata de una iniciativa enfocada a sensibilizar tanto a los responsables políticos como a los ciudadanos, en la que cualquiera se puede implicar a través de las diferentes actividades programadas.

Y es que, el concepto de movilidad sostenible es mucho más amplio que la comercialización de vehículos eléctricos. Tiene que ver también con otras tendencias como la mejora en la red de transporte público, la promoción de prácticas responsables, la apuesta por todo tipo de combustibles renovables (además de eléctricos e híbridos ya mencionados, gas natural, energía solar e hidrógeno), el diseño de ciudades que acerque a sus habitantes a los centros de trabajo y de ocio de una forma eficiente (a poder ser, sin utilizar el coche) y con conceptos más innovadores como el 'Car Pooling’ (en este sistema se puede compartir coche por libre, mediante el anuncio de los viajes o trayectos y la puesta en contacto entre conductor y pasajeros); el ‘E-sharing’ (flota de vehículos eléctricos ubicados en la calle y a disposición de los usuarios mediante un sistema de alquiler. Contempla la utilización del coche desde cortos periodos de tiempo, 15 minutos, a varios días); y la Eco-conducción, opciones que de forma tímida se están implantando en nuestras urbes para mejorar la situación actual.

* Fuente: Inventario de gases de efecto invernadero de España

Galería fotográfica

  • Carrefour y el vehículo eléctricoCarrefour y el vehículo eléctrico
  • Punto de recargaPunto de recarga
  • Plazas reservadasPlazas reservadas

Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

Apps Carrefour
Top