disFruta del momento

La apuesta por alimentos locales y de temporada no sólo nos permite disfrutar en cada estación de los sabores más auténticos y naturales, sino que también garantiza el apoyo a los productores más próximos a nuestros hogares.

Km. 0
Más allá del punto más céntrico de la capital española, o de una popular manera de reconocer automóviles seminuevos en oferta, la denominación "kilómetro 0", en términos de consumo, se utiliza también para referirse al llamado consumo de proximidad, haciendo referencia a la distancia que recorren los alimentos desde el lugar donde se producen hasta que llegan a su consumidor final y es un factor determinante a la hora de calcular su huella ecológica y, por ende, su impacto ambiental.

Por definción, cuanto mayor es ese espacio recorrido, más altas son las emisiones de carbono derivadas de su transporte. No obstante, no es éste el único factor al que atiende el mencionado concepto de consumo de proximidad. Adicionalmente, tiene en cuenta otros parámetros directamente relacionados con la estacionalidad. La apuesta por alimentos de temporada nos permite descubrir en cada estación los sabores más auténticos y naturales, característica que resulta especialmente apreciable en el caso de las frutas.

Estamos en temporada de ...
La importación de frutas producidas en otras partes del mundo nos permite disfrutar de productos my específicos en cualquier momento del año (fuera de su temporada natural de producción en nuestro país) e, incluso, conocer nuevas variedades exóticas propias de países lejanos. Los embalajes, aditivos y conservantes disponibles en la actualidad posibilitan que las frutas lleguen en buen estado al consumidor sea cuál sea su lugar de procedencia y, si me apuras, su momento de maduración.

Sin embargo, esta ventajosa (en apariencia) disponibilidad viene asociada a un inevitable coste ambiental, ya que tantos esfuerzos implican el uso de recursos y energía en sus distintas fases de producción (procesado, envasado y distribución) hasta que llegan a nuestras manos.

El consumo de fruta local y de temporada genera, como antes se ha mencionado, menor cantidad de gases de efecto invernadero al evitar su transporte desde países extranjeros o largas distancias. Si, además, su producción es ecológica la reducción de CO2 es aún mayor porque no se emplean pesticidas ni fertilizantes que necesitan recursos y energía para su fabricación.

Un cultivo de fruta de temporada idóneo respeta el ciclo natural, sin forzar sus procesos de crecimiento y maduración, resultando clave respetar el momento óptimo de recolección para garantizar sus mejores cualidades organolépticas (olor, sabor, textura, etc.). Si la fruta de temporada se recoge madura y además se apuesta por la producción local (donde la distancia entre productor y consumidor es pequeña), es altamente probable que el producto que reciba el ciudadano sea de calidad.

A pesar de la creencia existente de que en verano hay una mayor gama de frutos, debemos apuntar que en las estaciones de otoño e invierno encontramos también una amplísima variedad de frutas: caquis, chirimoyas, granadas, kiwis, peras, uvas, fresas y manzanas, cobrando especial protagonismo los cítricos: limones, mandarinas, naranjas y pomelos.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en su sitio web 'alimentación.es, saber más para comer mejor', permite conocer de forma precisa lo que ofrece nuestra tierra en cada estación.

Compromiso con lo local
Desde hace más de dos décadas Carrefour mantiene un compromiso firme con las pequeñas y medianas empresas de productos regionales, ofreciendo en sus tiendas una amplia variedad de surtido de productos locales gracias a la adquisición de frutas y hortalizas en temporada para su posterior distribución en sus tiendas.

Un dato que refleja este compromiso por el desarrollo regional es que el 96% de las compras que se realizaron durante 2011 fue a medianas y pequeñas empresas españolas. Sin olvidar las campañas específicas de productos regionales y locales y la presencia de su filial Socomo con presencia en todas las zonas productoras de España. Además de la comercialización de productos hortofrutícolas españoles, Carrefour cuenta con una gama propia de productos con Denominación de Origen.

La apuesta por alimentos locales y de temporada no sólo nos permite disfrutar en cada estación de los sabores más auténticos y naturales, sino que también garantiza el apoyo a los productores más próximos a nuestros hogares que, de esta forma, pueden mantener su actividad.

Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

Apps Carrefour
Top