Pedidosrealizados
Listassupermercado

Educar al gato para que sea sociable

“gato”

La llegada de un gatito a casa es, además de una gran alegría y una fuente de ternura, una responsabilidad. No sólo debemos ocuparnos de aprender cuáles son los cuidados higiénicos necesarios y sus calendarios de vacunación. También hay que proporcionarle un entorno adecuado para que la experiencia sea inolvidable y podamos tener un ejemplar sociable. 

 


Nuevo hogar


“gato”

Los primeros días en casa deben resultar para nuestra mascota una experiencia agradable, deben verse atendidos y con la libertad suficiente como para que se habitúen y puedan explorar su nuevo hogar sin miedo.

Si tenemos otras mascotas en casa, debemos situarlas en otra habitación durante los primeros días e intentar que se vayan conociendo poco a poco para que se habitúen gradualmente a su presencia. Los primeros encuentros serán siempre en nuestra presencia, así evitaremos situaciones que puedan incomodar a la cría. También debemos tener cuidado y atender a nuestra mascota más mayor para que no tenga celos del nuevo inquilino.

 


Cúando comenzamos a educarle


“gato”

No olvidemos que ya durante los primeros meses de vida el gatito comprende todo los que le decimos y por lo tanto, lo que le enseñamos, de modo que dejarle crecer para empezar a educarle no es una opción. La madre del gatito será quien le enseñe las conductas instintivas, las del aseo y de convivencia con sus hermanos y con los humanos. Estas enseñanzas son muy importantes para el desarrollo del gatito y su equilibrio emocional.

Entre la segunda y séptima semana de vida debemos intentar estimularles con juegos y juguetes para gatos (pelotas, cajas de cartón, escalones, cajones, etc.) que despierten su inteligencia ya que en esta fase se están definiendo las bases de su carácter. Debemos también presentarles un ambiente con variación de sonidos (televisión, gritos de niños, música, ruidos de los electrodomésticos, etc.) que le permita que se adapte a todas las circunstancias y sonidos naturales que pueda escuchar habitualmente. Es aconsejable que durante estos meses le hablemos, nos relacionemos con él y le acariciemos a diario para que tenga un carácter sociable y amable.


“gato”

Para los gatos, los niños pequeños son como si fuesen de otra especie no humana, son más ruidosos, torpes, juguetones e imprevisibles, y deben familiarizarse con ellos desde las primeras semanas, siempre con la supervisión de un adulto. La relación entre ambos debe realizarse de forma natural, relajada pero paulatina para que se acostumbren a estar todos juntos.

En resumen, debemos establecer el mejor ambiente para que nuestro gato esté tranquilo, relajado, se sienta querido, protegido, lleno de estímulos positivos y pueda jugar a menudo sólo, con otros congéneres o con nosotros. Esta será la clave para que nuestro gato de adulto muestre un carácter afable y cariñoso con todos los miembros de nuestra familia, tanto humanos como mascotas.

 


Si te ha interesado este consejo te recomendamos:

- Cómo elegir tu pez

- ¿Qué alimentos son peligrosos para mi perro?

- Receta III. Galletas gatunas





Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

CONDICIONES DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Condiciones Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba