Pedidosrealizados
Listassupermercado

Limpieza para el coche: los imprescindibles

Hay personas que tratan a su coche como si fuera un verdadero hijo: lo miman, lo lavan continuamente y con esmero, y a veces le ponen hasta nombre. Sin necesidad de llegar hasta esos extremos, es muy importante que mantengamos el coche limpio por dentro y por fuera para mantener la higiene y, al mismo tiempo, la seguridad en la conducción.

Limpieza por dentro...

La cara interna de las lunas, el salpicadero, el cuadro de mandos, la palanca de cambios, las rejillas del aire acondicionado... Si queremos que el coche quede realmente limpio, también tendremos que detenernos en todas las piezas del interior del habitáculo.

Hay productos específicos para limpiar tapicerías que podemos comprar desde poco más de cinco euros. No te arriesgues a dejar cercos en los asientos por utilizar productos genéricos.

Un cubo de agua y jabón será imprescindible. Usaremos una esponja (existen esponjas especiales para interior) o un paño humedecidos (no deben estar empapados). Es muy importante usar gamuzas de microfibra para secarlo, y aplicar los distintos productos limpiasalpicaderos y de limpieza interior que existen en el mercado.

... Y por fuera

limpieza coche

Conseguir que nuestro coche luzca como si estuviera nuevo dejando al margen los túneles de lavado y las cabinas de limpieza de las estaciones de servicio es posible, pero para ello necesitamos hacernos con una serie de artículos y productos antes de ponernos manos a la obra.

De la elección de los productos de limpieza que hagamos dependerá el resultado final. Lavar el coche con detergentes no específicos para automóvil y secarlo o frotarlo con bayetas de cocina, trapos sucios o papel de periódico no solo no lo dejará impecable, sino que puede causar desperfectos.

Lo primero es hacerse con dos cubos de agua, uno con jabón y otro con agua limpia para aclarar. Si el coche está muy sucio o lleno de barro es conveniente darle primero un par de pasadas con una manguera a presión para quitar los residuos más pegados o ablandar el barro. Después, con una esponja, hay que lavarlo y frotarlo bien con agua y un champú especial para coches. Tras el aclarado, es conveniente secarlo con una toalla de microfibra, que es muy absorbente y evita las rayaduras y desperfectos en la pintura.

Los pequeños detalles

Un coche impecable se diferencia de uno simplemente limpio en los pequeños detalles. Por eso, los fabricantes ponen a nuestra disposición un sinfín productos específicos para las distintas partes de un automóvil.

Los productos abrillantadores y enceradores son el broche final para un lavado completo del vehículo. Recuerda comprar siempre los adecuados para el tipo de pintura de tu coche y utilízalos siguiendo siempre las indicaciones del fabricante.

Unas ruedas a las que apliquemos un abrillantador de neumáticos y un producto para limpiar las llantas lucirán como nuevas, y ayudarán a mejorar el conjunto. Ocurre lo mismo si empleamos un reparador de faros, un limpiador de contactos y un cepillo pequeño para quitar la suciedad de los lugares de más difícil acceso, como los espacios entre los radios de las llantas, alrededor de la matrícula, etc.


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

CONDICIONES DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Condiciones Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba