<link rel="stylesheet" type="text/css" href="https://static.carrefour.es/supermercado/static/style/css/css-files/noscript.css?26b6690f659a5187570dc2059b632ab724350879 origin/release/ATG-ALI_03.73.00">
???header.iralcontenido???

Qué productos de higiene necesitas para el postparto y la lactancia

Si eres mamá primeriza y se acerca la fecha de salir de cuentas, debes empezar a preparar tu bolsa de aseo con todas las cosas que necesitarás para sentirte cómoda durante el postparto y la lactancia.

postparto

Higiene en el postparto

Compresas postparto

El puerperio es el período que se extiende desde que la mamá da a luz hasta pasados 40 días, tiempo que necesita el cuerpo para recuperarse del embarazo y volver a las condiciones pregestacionales. Durante este periodo, el cuerpo sufre algunas transformaciones tales como los loquios, secreciones vaginales que contienen sangre, tejido de la placenta y moco cervical.

Para su absorción, se deben usar compresas postparto. Estas primeras compresas postparto deben ser de celulosa, con un mínimo de un 90% de algodón, sin productos químicos ni plástico en sus capas, ya que la zona es muy sensible y se puede irritar. Además, el plástico dificulta la transpiración y podría pegarse a los puntos, si se han tenido que practicar.

Para prevenir los riesgos de infección y evitar la humedad en exceso procura cambiar la compresa con frecuencia.

Braguitas desechables

Además, también se recomienda utilizar braguitas desechables. Estas son de gran tamaño, por lo que te permite acoplar fácilmente las compresas postparto. Además, como los loquios pueden llegar a ser muy abundantes, es probable que tengas que cambiar las braguitas con asiduidad. Una vez que los loquios comienzan a disminuir, puedes volver a utilizar braguitas de tela, pero es recomendable que sean de algodón y que no se ajusten demasiado para permitir la transpiración. Además, la zona debe mantenerse lo más seca posible.

Compresas y protegeslips

higiene en el embarazo

Cuidados durante la lactancia

Cremas y pezoneras

Otro aspecto clave tras dar a luz es la lactancia materna. Se trata de un momento muy especial e íntimo en el que la mamá y su bebé estrechan su vínculo. Para conseguir que la lactancia sea agradable y satisfactoria para ambos, debemos llevar a cabo una serie de cuidados.

Cuando estés en el hospital, lo primero que tendrás que conseguir es que el bebé se agarre al pecho. Al principio te costará un poco, y tendrás que encontrar la postura adecuada para que la succión no te resulte dolorosa. Si aún así sufres grietas e irritación en los pezones, puedes consultar con tu manotra para que te recomiende una crema específica o el uso de pezoneras. Solo se recomienda el uso de las mismas en casos concretos como cuando el bebé tenga problemas para mamar, si rechaza el pecho o si tienes los pezones planos o invertidos.

Discos de lactancia

Otra situación incómoda que puede surgir cuando damos el pecho es que suframos escapes de leche y se nos manche la ropa, algo que puede resultar bastante antiestético. Para evitarlo, podemos utilizar discos de lactancia, que se introducen en el sujetador y absorben cualquier fuga. Además, también reducen el exceso de humedad en la zona y protegen la dermis.

Sacaleches

Es probable que en ocasiones, cuando lleves muchas horas sin dar de mamar, tengas que recurrir a un sacaleches para descargar los pechos. Nunca tires la leche sobrante, guárdala para otra toma que podréis darle en biberón incluso cuando no tú no estés presente. Puedes guardar la leche durante 3 días en la nevera, o utilizar bolsas de lactancia para almacenar en congelador, donde se conservará en perfecto estado durante 2 meses.

Cremas, pezoneras y sacaleches

SIGUIENTE PÁGINA

1 - 6 de 6 productos

Ir a arriba