Tipos y características de las sillas de paseo

A los seis meses tu bebé ya puede salir en una sillita de paseo. Estará feliz porque lo ve todo mucho mejor, y tú ganas en comodidad: son más fáciles de plegar, más ligeras y manejables, con sistemas de seguridad a prueba de niños y la posibilidad de acoplar mil accesorios.

elegir sillas de paseo

Seguridad

Las sillitas de paseo deben cumplir la norma europea EN 1888:2003 y las tres enmiendas de 2005, que garantiza la seguridad del bebé en cuanto a materiales, tejidos y cinturones de la sillita. Además, tiene que funcionar durante 100 kilómetros, a una velocidad de 5 km/h, con un peso de entre nueve y 15 kilos y una carga extra de dos kilos, sin presentar daños.

Sólo sabrás si es cómoda y manejable si sientas al bebé y te mueves con ella, haces giros y la pliegas. Comprueba lo que pesa y mide, para saber si te cabe en el maletero del coche o en el ascensor de casa. Fíjate en los frenos, si el asa es reversible, si lleva cesta y si se le puede acoplar la sombrilla, el plástico de la lluvia o el saco en el invierno.

La silla ideal

Las sillas deportivas: para excursionistas

Sus frenos son de disco y se accionan desde el manillar. Las ruedas son súper grandes, con un dibujo para agarrarse bien a las superficies abruptas y provistas de amortiguación para absorber los golpes. Las sillas todoterreno son perfectas si vives en el campo o en la playa, o si sales mucho de excursión.

Algunos modelos tienen tres ruedas, en lugar de cuatro: la estabilidad es la misma, pero giran y superan los obstáculos más fácilmente. Otras llevan ruedas hinchables y otras, extraíbles. Estas sillas son las más grandes y pesadas.

Las sillas gemelares: para los hermanitos

Si tienes gemelos o hermanos que se lleven pocos meses de diferencia, puedes optar por una silla de paseo gemelar, que incorpora dos sillas en una ofreciendo comodidad a los niños y practicidad a los padres.

elegir sillas de paseo

Las sillas paraguas: la reina de la ciudad

Las sillas paraguas ocupan muy poco espacio, pesan menos de cinco kilos y se manejan con facilidad. Se recomiendan para niños a partir de un año, porque son menos confortables. Resultan perfectas para los transportes públicos y el maletero del coche. El freno se bloquea con un pequeño pedal individual para cada rueda trasera. Las ruedas son pequeñas, perfectas para los terrenos lisos y regulares, como las aceras de la ciudad.

Las sillas con cierre de libro: tipo trío

La sillas tipo libro suelen pesar más de 10 kilos. Son muy cómodas, indicadas a partir de los seis meses, tienen ruedas grandes, un manillar amplio y una cesta debajo para llevar juguetes, la compra o tu abrigo.

Al presionar con el pie sobre una barra se bloquean las dos ruedas traseras a la vez. Sus ruedas son grandes, las delanteras son dobles e individuales y las traseras individuales. Suben y bajan las aceras con poco esfuerzo.

TODAS LAS SILLAS DE PASEO


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

CONDICIONES DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Condiciones Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba