Cómo elegir aceites para tu moto.

La función que cumple el aceite en el motor de una motocicleta es la misma que en el caso de un coche: lubricar sus partes internas, evitando que se desgasten o se deterioren debido a la constante fricción que sufren. Si no fuera por el aceite para el motor, las piezas se calentarían tanto que podrían llegar a fundirse y pegarse entre ellas.

aceites moto

Aceites minerales y sintéticos

Estos son los dos tipos principales de aceites de moto que hay en el mercado, aunque existe un tercero llamado semisintético o de base sintética, que es un híbrido entre los dos anteriores.

Los aceites minerales se refinan directamente del petróleo crudo, mientras que los aceites sintéticos se destilan mediante complejos procesos de síntesis química.

En general, dan mejor resultado los sintéticos, porque su coeficiente de fricción interna es menor, por lo que reducen mejor los rozamientos, y también porque generan menos residuos y duran más.

Las indicaciones del fabricante (formato SAE - Society of Automotive Engineers) aparecen con dos números separados por una W. El primero indica la viscosidad del aceite a baja temperatura y el segundo, a alta temperatura. Cuanto más baja sea la primera cifra, mejor arrancará el motor cuando esté frío, y cuando más alta sea la segunda, mejor circulará el aceite entre las piezas del motor cuando esté caliente.

Motos y motores

aceites moto

Existen motocicletas con motor de dos tiempos y de cuatro. Los fabricantes de aceites lubricantes siempre indican en sus envases para qué tipo de motor está diseñado el producto, y debemos ceñirnos a las indicaciones.

Los datos de viscosidad que ofrece el fabricante son en realidad recomendaciones de mínimos. Es decir, son los índices de viscosidad mínima y máxima que debe tener el aceite que compremos.

Si el dato recomendado es 10W40, podemos optar por ese mismo o por un 5W40, pero nunca por un 20W40. Ocurre lo mismo con la viscosidad en caliente: podremos comprar un 10W50 pero jamás un 10W30.

Es cierto que podemos optar por un aceite lubricante que no se ajuste a las recomendaciones del fabricante, siempre que respetemos los mínimos y máximos de viscosidad. Pero no es conveniente que las cifras se alejen demasiado de las indicadas porque podríamos dañar el motor por llevarlo sobreprotegido.

Cambio de aceite

En el manual de instrucciones de la moto encontraremos información sobre cuándo y cómo realizar un cambio de aceite. Por norma general, es preferible hacerlo en un taller especializado, aunque si tenemos conocimientos sobre mecánica y disponemos de un sistema para recoger y deshacernos del aceite usado, podríamos hacerlo nosotros mismos.

Aunque depende del uso que le demos a la moto, lo más aconsejable es cambiar el aceite cada 5.000 o 6.000 kilómetros, y aprovechar para cambiar los filtros cada dos cambios de aceite.

Por muy buenos que sean el motor y el aceite empleado, es fundamental cambiar el lubricante con frecuencia. Con ello, nos aseguramos de que el roce entre las piezas del motor sea mínimo, se disminuye el riesgo de sobrecalentamiento, se reducen los ruidos, el arranque de la moto es más fácil, se mantiene una potencia óptima del motor y se evita la oxidación de sus piezas.


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

CONDICIONES DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Condiciones Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba