Pedidosrealizados
Listassupermercado

Cómo iluminar cada habitación de la casa

Iluminar bien una casa tiene sus trucos para hacer grandes los espacios pequeños o luminosas las habitaciones oscuras. Para conseguir una buena iluminación, debemos combinar una iluminación general con una puntual para las zonas donde se requiere una luz específica.

escalera

Tipos de iluminación interior

  • La iluminación general es la que alumbra todo el espacio, generalmente desde el techo, con lámparas o halógenos empotrados. Actualmente se utiliza también una iluminación general indirecta mediante la colocación de tiras de luz a través de foseados en los techos.
  • La iluminación puntual es complementaria y se utiliza para dar luz en un espacio concreto, como la mesa del comedor o la zona de lectura. Las lámparas de pie o sobremesa realizan esta función en los escritorios o mesillas de noche, por ejemplo, mientras que para iluminar la mesa del comedor la mejor opción es una lámpara de techo.
  • La iluminación decorativa tiene la función de destacar un detalle concreto de la decoración de la casa, haciendo que recaigan en él las miradas.

Consejos básicos de iluminación

escalera

La luz nunca debe deslumbrar ni crear sombras que dificulten las actividades. Este es uno de los consejos que debemos seguir para lograr una buena iluminación de la casa. Por ejemplo, al iluminar una mesa de despacho con una lámpara de techo se crean sombras que se pueden evitar si optamos por una iluminación lateral.

Hay que elegir la potencia correcta en la luz para que no resulte molesta. El exceso de luz es tan incómodo como tener la casa poco iluminada.

Es conveniente instalar reguladores de luz para que se pueda modular la iluminación general, según la actividad que se realiza en cada momento.

Cómo iluminar cada estancia de la casa

escalera
  • En el salón donde se realizan diferentes funciones conviene delimitar las zonas con diferentes tipos de luz. La iluminación general del techo se complementa con lámparas de sobremesa o pie, pero no se deben poner encima o detrás de las cabezas porque provocan contraluz y sombras antiestéticas. Las lámparas de pared crean ambientes acogedores porque difuminan el contraste con las esquinas.
  • La cocina requiere una iluminación específica para cada zona de trabajo. Por eso hay que complementar la iluminación central, creada con fluorescentes o focos empotrados, con luces específicas sobre el fregadero, la cocina y las encimeras, sin olvidar el interior de los armarios. Las luces colocadas debajo de los armarios de la cocina son muy útiles para iluminar las zonas de trabajo.
  • El baño necesita tener una buena iluminación funcional, sobre todo en la zona del espejo. Generalmente se recomienda fijar los puntos de luz en torno al espejo, pero cuidando de que no se produzcan sombras. Para lograrlo hay que situar los focos en los laterales. La iluminación del baño se completa con lámparas de techo o halógenos empotrados que se puedan orientar y repartir la luz por todo el baño.
  • Las habitaciones infantiles se pueden iluminar con luces más vivas y alegres que las de adulto. Para este caso elegiremos una iluminación más tenue con el uso de apliques en el cabecero de la cama o lámparas para las mesillas de noche.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

CONDICIONES DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Condiciones Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba