Guía de compra de aire acondicionado

El aire acondicionado es una de los aparatos de climatización más utilizado en los hogares. Además, en los meses de invierno, también sirve como sistema de calefacción. Te ayudamos a elegir el aire acondicionado que mejor se adapta a tus necesidades.

elegir aire acondicionado

Aire acondicionado también en los meses de frío

El aire acondicionado no es únicamente sinónimo de verano. En los meses de invierno también podemos utilizar el aire acondicionado para calentar nuestro hogar. La bomba de calor es el dispositivo responsable de calentar la estancia en invierno aprovechando la temperatura del exterior, ahorrando así en consumo. En comparación con otros sistemas de calefacción, el aire acondicionado es más eficiente, económico y es seguro.

Para disfrutar de una temperatura agradable durante los meses de invierno, es recomendable mantener una temperatura entre 20° a 22° durante el día. Cada grado que se aumente encarecerá un 7% el recibo de luz y resecará el ambiente. Otro consejo importante es que coloques el deflector de aire hacia abajo. Así evitarás que el aire tienda a quedarse en la parte superior de la habitación.

elegir aire acondicionado

Split, multisplit o portátiles

Esencialmente, son tres los tipos de aparatos de aire acondicionado que podemos encontrar en el mercado: split, multisplit y portátiles..

Split y Multisplit

En el caso de los aparatos split y multisplit, tanto el compresor como el condensador están en una unidad separada de la que contiene el ventilador, generalmente fuera de la vivienda. Esto hace que sean mucho menos ruidosos y más eficientes energéticamente. Funcionan ambos del mismo modo, solo que en el caso de los multisplit la unidad exterior provee de aire frío a varias unidades interiores. Generalmente, entre dos y cinco.

Portátiles

Los aparatos portátiles son los más sencillos de usar, no requieren instalación y dan un resultado razonablemente bueno. Recogen el aire caliente de la habitación a través de su rejilla posterior, lo someten al proceso de enfriamiento y lo expulsan por la parte delantera. Al mismo tiempo, expulsan a través de un tubo que va a la ventana el aire que se ha calentado en el interior del aparato durante el proceso.

Este tipo de aire acondicionado tiene como inconveniente que es bastante ruidoso, y no resulta muy eficiente desde un punto de vista energético, ya que genera poco frío y consume mucha energía.

Eficiencia energética y frigorías

A la hora de comprar tu aparato de aire acondicionado, la etiqueta A+ garantiza su eficiencia energética, lo que se traduce en mayor sostenibilidad medioambiental y menor gasto para tu bolsillo.

Además, es fundamental saber cuántas frigorías necesitamos y no comprar un aparato de potencia excesiva.

Para calcular las frigorías hay que multiplicar el volumen de la estancia en metros cúbicos (alto por ancho por largo) por 40. La cifra resultante es la de las frigorías que necesitas.

En la fórmula para calcular las frigorías conviene tener también en cuenta otros factores, como si la habitación recibe muchas horas de sol, si hay otros aparatos que aumenten la temperatura de la sala o si el clima en el que vivimos es especialmente cálido.

Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

CONDICIONES DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Condiciones Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba