Pedidosrealizados
Listassupermercado

No sin mi plancha de pelo

Si nos vamos de viaje y no la metemos en la maleta es casi peor que olvidar el billete. Y es que la plancha de pelo se ha convertido en la compañera perfecta para conseguir casi cualquier peinado. Un invento que cada año nos sorprende con más mejoras y posibilidades. Esto es gracias a que el pelo toma una forma diferente a la suya natural gracias al calor. Por tanto, si nuestro pelo es más rebelde, será necesario aplicar calor durante más tiempo. Descubrimos tres looks para tres estilos diferentes.

planchas de pelo

Estilos ultraliso y liso con movimiento, los más clásicos

Alisar el pelo es la más conocida de las utilidades de estas planchas. Para conseguir un alisado perfecto hay que dividir la melena en mechones e ir pasando la plancha, con paciencia, por cada uno de ellos, desde la raíz hasta las puntas. Una variante de este peinado es convertirlo en coleta, recogiéndola después de haber realizado el alisado de toda la cabeza. A veces, podemos ayudarnos con un secador.

Otra opción es realizar un alisado con movimiento. Para ello deberemos alisar unas capas más que otras, y después dar algo de forma a las puntas (girando la plancha al llegar a ellas). Otra opción para conseguir volumen es hacernos tirabuzones. Para ello lo mejor es 'enrollar' el mechón de pelo sobre la propia plancha y dejar que coja la forma durante un par de minutos.

Las planchas actuales llevan placas de cerámica que no dañan la estructura del cabello, por lo que no hay que tener miedo de aplicar calor sobre él durante un tiempo prolongado.

Estilo ondas al agua, el más ‘surfer'

planchas de pelo

Jugando con los niveles de alisado y los giros de la plancha podemos dotar a la melena de movimiento y volumen. Si lo que queremos es conseguir un efecto de ondas al agua, como solo conseguimos en verano al salir del mar, ya no es necesario esperar a las vacaciones. Sólo tenemos que dividir el cabello en mechones y, uno a uno, ir pasando la plancha por ellos, haciendo pequeños giros para dentro y para afuera para conseguir la marca de la onda.

Si colocamos pinzas en cada onda y después aplicamos laca, el efecto será mucho más duradero. Otras versión de este peinado se puede conseguir también haciéndose dos o tres trenzas y pasando la plancha sobre ellas.

Estilo con moño, el más chic

planchas de pelo

Para conseguir moños perfectos también es necesario usar la plancha. Si estiramos el moño, el resultado será mucho más ‘pulido’ si lo hemos alisado previamente. Y para que los mechones más rebeldes no se escapen del moño, los ondulamos un poco antes de hacer el moño, así será más difícil que se salgan.

Prácticamente todos los peinados quedan mejor si, antes de hacerlos, hemos tratado un poco el pelo; en este caso, con la plancha. Además aporta brillo y suavidad al cabello.

Actualmente existen planchas de viaje que podemos llevar con nosotros si viajamos por trabajo o a eventos que necesiten un peinado espectacular, como una boda.


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Ventajas

RECOGIDA EN HIPERMERCADOS

CONDICIONES DEVOLUCIÓN EN HIPERMERCADOS

Condiciones Devolucion en Hipermercados

FINANCIACIÓN

Financiación

APPS CARREFOUR

'Apps Carrefour'
Volver arriba