Lavavajillas

Comprar lavavajillas baratas con las mejores ofertas en la tienda online de Carrefour nunca fue tan fácil. Podrás encontrar lavavajillas integrables, de 45 o 60 cm, lavavajillas panelables lavavajillas eficientes. Las primeras marcas, como Bosch, Balay, Beko, Siemens, Miele, AEG, Samsung o LG.

Filtros
Mostrando 741 productos

Ofertas en Lavavajillas

Lavavajillas Balay E 3VS506BP
531,77 € 344,82 €

Lavavajillas Balay E 3VS506BP

Lavavajillas Infiniton E DIW-6115B3
Lavavajillas Icecool E LV45EW
Lavavajillas Infiniton E DIW-4510W
Lavavajillas Balay E 3VS572IP
565,12 € 444,94 €

Lavavajillas Balay E 3VS572IP

Tenemos para ti
Cómo elegir el lavavajillas perfecto
Claves para escoger frigorífico
Robots de cocina, ¿con cuál me quedo?
Cómo elegir la lavadora ideal para tu casa
Guía de compra de aire acondicionado
¿Qué microondas debes elegir?
Cómo escoger una plancha
Cómo elegir la aspiradora que necesito

Las mejores ofertas en lavavajillas están en Carrefour

¿Te da pereza lavar los platos a mano? ¿Sabías que el uso de las lavavajillas ahorra hasta un 50% de energía y agua utilizada para lavar los platos? Comprar un lavavajillas te hará la vida más fácil. En la tienda online de electrodomésticos de Carrefour encontrarás lavavajillas baratos de las mejores marcas. Lavavajillas Balay, lavavajillas Bosch, lavavajillas Beko, lavavajillas AEG, lavavajillas Siemens, lavavajillas LG… Te ofrecemos lo mejor de lo mejor en lavaplatos y accesorios para lavavajillas. 

Aprovecha nuestras ofertas y hazte con un lavavajillas al mejor precio. En nuestra sección de lavavajillas podrás filtrar por marca y modelo sin ningún esfuerzo. Compara precios, tamaños y características sin moverte de casa y ahora dinero con los lavavajillas a+, a++ o a+++.

¿Qué tipos de lavavajillas hay?

Existen varios tipos de lavavajillas disponibles en el mercado, y se pueden clasificar según diferentes criterios. A continuación, te presentamos algunos de los tipos de lavavajillas más buscados por los usuarios:

Lavavajillas de encimera: estos lavavajillas se colocan en la encimera de la cocina y son ideales para hogares pequeños o para aquellos que no tienen suficiente espacio para un lavavajillas de tamaño completo.

Lavavajillas portátiles: estos lavavajillas son independientes y se pueden mover de un lugar a otro en la cocina. Son ideales para hogares que no tienen suficiente espacio o para aquellos que desean la flexibilidad de poder mover el lavavajillas según sea necesario.

Lavavajillas integrados: estos lavavajillas están diseñados para integrarse en la cocina y se instalan debajo de la encimera. Estos lavavajillas se mezclan con el diseño de la cocina, lo que los hace ideales para cocinas modernas.

Lavavajillas de tamaño completo: estos lavavajillas son los más comunes y son ideales para hogares con familias grandes o aquellos que cocinan y comen en casa con frecuencia. Pueden acomodar una gran cantidad de platos y utensilios.

Lavavajillas compactos: estos lavavajillas son más pequeños que los lavavajillas de tamaño completo y son ideales para hogares pequeños o para aquellos que no cocinan con frecuencia.

Lavavajillas de carga frontal: estos lavavajillas tienen una puerta en la parte delantera y se cargan desde la parte frontal. Son populares porque ofrecen más espacio para los platos y los utensilios.

Lavavajillas de carga superior: estos lavavajillas tienen una puerta en la parte superior y se cargan desde la parte superior. Son ideales para hogares pequeños o para aquellos que tienen problemas de movilidad.

Ahorra con un lavavajillas pequeño, compacto o integrable 

Cuando utilizamos el lavavajillas intentamos llenarlo para aprovechar al máximo cada lavado. Buscamos ahorrar dinero, agua y energía. Pero no siempre es tan sencillo. Por ejemplo, en muchas ocasiones, el tamaño del lavavajillas es superior al nivel de platos sucios de las personas que diariamente comen y cenan en el hogar. 

Es por esto por lo que cada vez son más demandados los lavavajillas de 45 cm. Estos se adaptan mejor a parejas o personas que viven solas. Por otro lado, los lavavajillas integrables de 60 cm son la opción perfecta para una familia.

¿Qué son los lavavajillas integrados? ¿Y un lavavajillas compacto?

Otra cosa que debemos plantearnos cuando compramos un lavavajillas es si lo queremos compacto o integrable. ¿Qué lo diferencia? Los lavavajillas integrables son aquellos que pueden ser instalados directamente en el mueble de la cocina. De esta forma no se rompe la línea estética de la cocina. En cambio, los lavavajillas compactos son más pequeños. Suelen ser una buena opción si no quieres que te ocupen mucho espacio. También está la opción del lavavajillas panelable que se colocan a la altura de encimeras o muebles de cocina y se les acopla un panel frontal de las mismas características que los muebles.  

Consideraciones a tener en cuenta a la hora de comprar un lavavajillas

El tamaño, la marca, las características y las necesidades de tu hogar influyen a la hora de escoger el lavavajillas adecuado. Actualmente en el mercado existen varios modelos que puedes adquirir teniendo en cuenta la distribución de los espacios de tu hogar, la eficiencia energética, diseño, calidad o potencia. 

¿A qué estás esperando? Échale un vistazo a los lavavajillas en oferta de Carrefour con la mejor calidad-precio y encuentra el que mejor se adapte a tus necesidades. ¡Olvídate de fregar a mano tus platos y cubiertos!

Disfruta de todas las ventajas de Carrefour Online

Descubre los mejores precios en televisoressmartphonesportátilesgrandes electrodomésticos - como microondasfrigoríficos lavadoras - y también todo el mundo de los juguetes o la última colección de moda.
En Carrefour queremos que tus compras online sean sencillas. Ponemos a tu disposición un servicio de entrega de pedidos a domicilioSi esa opción no te viene bien, también podrás recoger tus pedidos en tienda en 2 horas con el servicio Click & Collect.

¿Tienes alguna duda sobre las lavavajillas?

Los lavavajillas son los encargados de limpiar todos nuestros utensilios de la cocina. Si nosotros no aprendemos a limpiarlos correctamente, tenemos un problema. ¿Sabes cómo se limpia un lavavajillas? Tan solo tenemos que echar tres tazas de vinagre de limpieza en el lavavajillas y dos o tres cucharadas de bicarbonato de sodio en el cajetín del detergente. Finalmente, ponemos un programa normal de 65º de temperatura. Es recomendable hacerlo con frecuencia. Si tu lavavajillas sigue sin lavar bien, prueba alguna de las siguientes recomendaciones.

¿Has abierto tu lavavajillas y te has encontrado con que está repleto de agua? No te alarmes, tiene solución. Tu lavavajillas no está roto, lo más probable es que esté sucio. En la mayoría de casos, el problema suele ser que el filtro está obstruido y sucio. Si no sabes qué es el filtro, se trata de la especie de cesta que se encuentra en el fondo del lavavajillas. Desenrróscalo y mételo en un recipiente con dos vasos de agua caliente, dos vasos de vinagre blanco, una pizca de bicarbonato y un poco de jabón. Déjalo reposar media hora y retira toda la suciedad que quede. Una vez limpio, podrás volver a ponerlo.

Si después de limpiar el filtro tu lavavajillas sigue sin desaguar, podría tratarse de otro problema. Revisa que el tubo de desagüe no esté doblado, que no haya tuberías atascadas en tu vivienda o que no haya habido un fallo de corriente eléctrica. Es recomendable consultar con un profesional.

¿Para qué sirve la sal en el lavavajillas? Se trata de un recurso que sirve para evitar que la cal que contiene el agua ensucie la vajilla o el interior del electrodoméstico. Se echa sal en el lavavajillas cuando el panel de mandos del electrodoméstico te lo notifique. justo antes de poner un programa. Hay que ponerla en la parte inferior de la caja para la pastilla, llenándola hasta rebosar. Después, ciérrala y listo.

Respecto a marcas, no nos vale cualquier tipo de sal. Tienes que buscar sal especial para lavavajillas, recomendada por los expertos por estar tratada específicamente para no dañar nuestro electrodoméstico.

¿Sabes en qué te tienes que fijar a la hora de comprar un lavavajillas? Lo más importante es tener claras las dimensiones, saber de cuánto espacio disponemos. Esto nos ayudará a elegir entre un lavavajillas estándar (de 46 cm), un lavavajillas compacto o un lavavajillas de sobremesa, por ejemplo. Por otro lado, tendremos que escoger entre lavavajillas panelables o totalmente integrables, según la estética que busquemos para nuestra cocina.

En cuanto a utilidad, podemos fijarnos en el diseño de las cestas para platos y vasos, en si el portacubiertos tiene forma de bandeja extraible o de cesto, etc. Elegir una u otra dependerá de tus preferencias y necesidades personales.

Finalmente, es interesante fijarse en cuánto ruido podría hacer el lavavajillas o en si cuenta con otras funciones, como el control vía móvil y Wifi.

Los mejores horarios para poner en uso nuestros electrodomésticos varían según el precio de la luz. Aun así, podemos distinguir tres grupos en la península y las islas Baleares y Canarias: las horas puntas (de 10h a 14h y de 18h a 22h), las horas llanas (de 8h a 10h, de 14h a 18h y de 22h a 00h) y las horas valle (de 00h a 08h). Las horas puntas son las más caras, las horas llanas son de precio intermedio y las horas valle son las más baratas.

La instalación de un lavavajillas puede variar según la marca y el modelo, pero en general, los siguientes son los pasos que debes seguir para instalar un lavavajillas:

  • Preparación: antes de instalar el lavavajillas, asegúrate de tener todas las herramientas necesarias, como un destornillador, una llave inglesa y un cortador de tubos. También necesitarás una toma de corriente cercana y una fuente de agua.
  • Desconexión del suministro de agua: antes de comenzar la instalación, asegúrate de cerrar la válvula de suministro de agua que se encuentra debajo del fregadero.
  • Instalación del desagüe: coloca el desagüe en el lugar adecuado para que el agua usada del lavavajillas pueda drenar. Puedes hacer esto perforando un orificio en la tubería de desagüe del fregadero y conectando el tubo de drenaje del lavavajillas.
  • Conexión del suministro de agua: conecta la tubería de suministro de agua al grifo de agua caliente debajo del fregadero. Asegúrate de que la tubería esté bien sujeta para evitar fugas de agua.
  • Conexión eléctrica: conecta el cable de alimentación eléctrica del lavavajillas a una toma de corriente cercana. Si no hay una toma de corriente cercana, puedes instalar una nueva o contratar a un electricista para que lo haga.
  • Fijación del lavavajillas: una vez que hayas conectado todas las tuberías y cables, fija el lavavajillas en su lugar. Debe estar nivelado y bien sujeto para evitar que se tambalee durante el uso.
  • Prueba de funcionamiento: finalmente, abre la válvula de suministro de agua y enciende el lavavajillas para asegurarte de que funcione correctamente. Es importante leer las instrucciones de instalación que vienen con el lavavajillas antes de comenzar la instalación. Si no te sientes seguro de hacerlo tú mismo, siempre puedes contratar a un profesional para que lo haga por ti.

  • Si tu lavavajillas está atascado, hay algunas cosas que puedes hacer para intentar solucionar el problema. Sigue los siguientes pasos:

  • Retira los restos de comida: verifica si hay restos de comida o suciedad en el interior del lavavajillas. Si los hay, retíralos manualmente y colócalos en la basura.
  • Limpia los filtros: los filtros del lavavajillas pueden acumular restos de comida y otros residuos con el tiempo, lo que puede causar obstrucciones. Limpia los filtros siguiendo las instrucciones del manual del usuario del lavavajillas.
  • Verifica el drenaje: verifica el tubo de drenaje para asegurarte de que no esté obstruido. Si el tubo está obstruido, desenchufa el lavavajillas, desatornilla el tubo y limpia los restos.
  • Limpia las aspas del rociador: las aspas del rociador pueden acumular suciedad y restos de comida. Limpia las aspas con una esponja o un cepillo suave.
  • Utiliza un limpiador de drenaje: si los métodos anteriores no han funcionado, puedes intentar utilizar un limpiador de drenaje para lavavajillas. Sigue las instrucciones del producto cuidadosamente y asegúrate de utilizar un limpiador de drenaje específicamente diseñado para lavavajillas. Si después de seguir estos pasos, tu lavavajillas aún está obstruido, puede ser necesario llamar a un profesional para que lo revise y repare.